El presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya, destacó que el proyecto para utilizar plasma de pacientes recuperados en el posible tratamiento del COVID-19 va muy bien.

El proyecto del Instituto Clodomiro Picado de la Universidad de Costa Rica (UCR) prevé funcionar como un posible tratamiento para pacientes con el nuevo coronavirus.

Macaya sostuvo que el diseño del protocolo que indica cómo se realizará la extracción del plasma, su procesamiento, infusión, y a qué tipo de pacientes se va a aplicar ya finalizó.

Puedes leer: Costa Rica suma su cuarto fallecido por COVID-19 y llega a 626 positivos

“Esperamos que esta semana se apruebe por el Comité de Farmacoterapia de la Caja ese protocolo. Si bien ya hay pacientes recuperados teníamos que esperar aprobación del comité competente”, destacó Macaya.

El directivo sostuvo que solo este martes tuvieron tres reuniones, una de ellas fue entre la Caja, el instituto y un laboratorio especializado de bioseguridad nivel 4 de Estados Unidos, con el objetivo de valorar la posibilidad de probar sueros en el laboratorio antes de utilizarlo en los pacientes.