Reuters.- Otros 5.2 millones más de estadounidenses pidieron beneficios por desempleo la semana pasada, llevando el total de solicitudes del último mes por sobre los 20 millones, lo que expone una desaceleración económica cada vez más grave por causa del brote de coronavirus SARS-CoV2.

Los pedidos iniciales de ayuda estatal por desocupación treparon a una cifra desestacionalizada de 5.245 millones en la semana al 11 de abril, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. Economistas consultados por Reuters habían proyectado que la cifra fuera de 5.105 millones.