EFE.- El Gobierno de Estados Unidos dará a Honduras 71 millones de dólares para mejorar la seguridad, promover la prosperidad, ayudar a reintegrar a los retornados a la vida productiva y proteger a los más vulnerables.

Así lo informó este jueves la Embajada de EE.UU. en Tegucigalpa en un comunicado, en el que señala que los fondos son parte de la asistencia exterior y se enfocarán en “continuar mejorando las condiciones de seguridad en el país y reforzar las iniciativas del sector privado orientadas a generar oportunidades económicas”.

Los recursos también servirán para la ejecución de programas para reducir la migración ilegal hacia Estados Unidos, la implementación del Acuerdo de Cooperación de Asilo y para dar “asistencia vital y crítica” a Honduras, según la embajada.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, reconoció “los esfuerzos” realizados por Honduras en el combate a la migración ilegal.

Puedes leer: Los empresarios mexicanos más ricos que apuestan por Centroamérica

Honduras, que suscribió en septiembre de 2019 un Acuerdo de Cooperación de Asilo con Estados Unidos para atajar la migración irregular desde Centroamérica, ha demostrado “ser un socio clave para la reducción de migrantes ilegales en la frontera sur”, subrayó.

En enero pasado, EE.UU. y Honduras finalizaron los pasos para implementar un plan que definirá los procedimientos para el traslado de personas, el número de cobijados por el acuerdo y otros detalles.

Pompeo agregó que las detenciones de migrantes salvadoreños, guatemaltecos y hondureños han disminuido un 76 %, desde que la crisis humanitaria y de seguridad en la frontera sur alcanzó su punto máximo en mayo de 2019.

Honduras integra junto a Guatemala y El Salvador el llamado Triángulo Norte centroamericano, considerado una de las zonas más violentas del mundo tanto por el aumento del narcotráfico y la presencia de aliados de los carteles mexicanos, como por la debilidad de las instituciones estatales.

Pompeo apuntó que Estados Unidos “elogia el compromiso de El Salvador, Guatemala y Honduras de alcanzar el objetivo compartido de reducir la inmigración ilegal de estos países” hacia la nación del note.

“Esperamos continuar este importante trabajo con nuestros socios en El Salvador, Guatemala y Honduras al mismo tiempo que les ayudamos a construir un futuro seguro y próspero para sus ciudadanos en sus países de origen,” aseguró Pompeo.