EFE.- Wall Street abrió este viernes en verde y con ganancias del 2.26 % en su principal indicador, el Dow Jones, con la esperanza de los inversores ante la posibilidad del progresivo fin del confinamiento país y la aparente efectividad para tratar el COVID-19 de un medicamento de la farmacéutica Gilead.

Cinco minutos después del inicio de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones de Industriales ganaba 532.99 puntos, situándose en 24,070.67 enteros, aupado por grandes cotizadas como Boeing (9.2%) y Dow Inc (6.51%).

El selectivo S&P 500 subía un 1.88% (52,58 puntos), hasta los 2,852.13 y el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan las principales tecnológicas, ascendía un 1.15% (98,49 puntos), hasta los 8,630.85 enteros.

La bolsa neoyorquina, que ayer cerró en verde a pesar de los graves datos de desempleo, se encamina hacia otra jornada de ganancias en la que los inversores se agarran a la efectividad mostrada por el medicamento de la farmacéutica Gilead Sciences para tratar el COVID-19.

Las acciones de esta compañía se han desbocado más de un 10 % desde que se conociese la noticia de que en un hospital de Chicago los enfermos tratados con el fármaco Remdevisir se recuperaban con rapidez de síntomas severos.

Puedes leer: Los empresarios mexicanos más ricos que apuestan por Centroamérica

Los expertos aseguran que mientras no haya vacuna, este tipo de noticias de noticias pueden ayudar a establecer un camino hacia la vuelta a la normalidad de la economía, aunque llaman a la cautela ya que los estudios relacionados con la efectividad del Remdevisir todavía son “pequeños en escala”.

Asimismo, las palabras del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también han insuflado algo de ánimo en el parqué tras apuntar que “los expertos dicen que la curva se ha aplanado y que el pico ya está por detrás de nosotros”.

Durante su conferencia de ayer, el presidente estadounidense también desglosó los planes del gobierno federal para una reapertura progresiva y por fases del país que deja en mano de los gobernadores estatales la decisión de reactivar la vida normal y la vuelta al trabajo de los empleados no esenciales si se cumplen ciertas condiciones.

Hasta el momento, en Estados Unidos se han registrado 671.525 contagios por el coronavirus, han muerto unas 33.286 personas y se han recuperado 56.236, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Activos considerados seguros como el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajaba hasta el 0,610 %, y la onza de oro bajaba hasta los 1.717,30 dólares.

Solo tres de las 30 grandes cotizadas del Dow estaban en terreno negativo, con United Health (-2,04 %) liderando las pérdidas, seguido de Walmart (-1,4 %) y Apple (-0,9 %).

Por sectores, todos operaban en verde, con el energético (5,69 %), el financiero (4,72 %), el industrial (4,47 %) y el de materias primas (3,49 %) liderando la tabla.

En otros mercados, el petróleo de Texas se desplomaba un 8,15 %, hasta los 18,25 dólares por barril, aunque los contratos para junio, que entran en vigor en cuatro días, experimentaron subidas leves.