Por Rosa María Bolaños

Para conocer la situación del sector la firma Francorp y la Asociación Guatemalteca de Franquicias (AGF), efectuaron una encuesta al respecto.

Según los datos de esa medición 52% de marcas encuestadas refirieron que debido a las restricciones gubernamentales tienen cerradas entre el 51% y 100% de sus establecimientos en el país.

Te puede interesar: Coronavirus: Sectores con bajos salarios serán los más perjudicados en Guatemala, según OIT

José Fernández, Director general de Francorp Centroamérica explicó además que el 25% de las cadenas piensan que en el futuro pueden cerrar hasta el 25% del número de establecimientos que posee debido al impacto económico y baja en la demanda derivado de las medidas que debieron establecer las autoridades para evitar la propagación del coronavirus.

  • Además, entre el 6% al 10% cree que puede cerrar hasta el 10% de sus establecimientos y el 5% cree que no va a cerrar ninguna ubicación, expuso el directivo.
  • Otro de los resultados es que el 80% de los empresarios consideran que la caída de ventas va a representar entre el 50% y el 100% respecto del mes anterior.

Hay restaurantes que, ante la restricción de servicios de mesas han fortalecido su unidad de ventas a domicilio o autoservicio, pero el nivel de ventas no es el mismo en todos los casos explicó Fiorella Perini, presidenta de la AGF.

  • Respecto a expectativa de recuperación el sector está siendo un poco optimista ya que el 40% piensan que la recuperación llevará entre 4 a 6 meses, el 24%, considera que le tomará de 6 a 12 meses y solo un 10% considera que les tomará más de un año.
  • Fernández indicó que les preocupó el dato acerca de que el 52% ven probabilidad de tener que despedir personal.

Explicó que en actualidad las franquicias, como muchos otros negocios son impactadas por las medidas en mención, pero el ejecutivo que deben tener presente que la recuperación no va a ser inmediata ya que la afluencia de clientes y demanda no se reactivará al 100% cuando levanten las restricciones, sino que será paulatina, principalmente porque muchos sectores están dejando de tener ingresos o han debido enfrentar gastos más altos de lo común.

La encuesta fue realizada por la respondieron 61 empresarios de los cuales 52 son guatemaltecos, expuso Fernández.

De estas, el 36% son restaurantes, 17% de alimentos y bebidas, el 17% servicios y negocios, minoristas, construcción y servicios personales fueron 5% cada uno, y hotelería 2%, otras actividades representaron 14%.

Te puede interesar: Tablero de impacto del coronavirus: Midiendo los efectos del distanciamiento social en la movilidad de América Latina y el Caribe

Solo una de cada cuatro de tiendas abiertas

Francisco Fajardo, gerente de franquicias de Gitane tienda de café y alimentos mencionó que la marca posee en el país 64 establecimientos de los cuales en la actualidad, ante las suspensión de labores emitida por el gobierno, solo están operando solo 15.

Muchos de sus franquicias se encuentran en centros comerciales y en algunas empresas que suspendieron labores, las que están operando son en centros empresariales como call center, Hospital el Pilar o empresas que operan parcialmente, agregó el ejecutivo.

Agregó que antes de la emergencia ya operaban con normas de sanidad como el uso de guantes, uso de gel cuando se cambia de actividad aspectos que se reforzaron y ahora incluyen y cuando cambiamos de actividad seguir usando el alcohol gel y se agregó el uso de mascarillas.

El servicio de mesas está cerrado.

Ahora hay más incertidumbre de cuándo se volverá regularizar las actividades ya que fue aprobada la ampliación del estado de calamidad, refirió.

Además, Fajardo explicó que no consideran que la demanda se vaya a recuperar después de Semana Santa o cuando se quiten las restricciones sino que va a ser paulatina y lenta.

Respecto a la cobertura de gastos fijos, incluyendo el pago de salarios, comentó que los expertos recomiendan tener fondos en caja para cubrir uno, dos o hasta tres meses sin tener ingresos, pero en realidad un restaurante podía vivir alrededor de 20 o 30 días sin tener ingresos de recursos.

La recomendación de la Cámara de Industria de Guatemala ha sido que se paguen salarios y se trate de tener acuerdos entre empleadores y trabajadores.

Cierre temporal y reacomodo de servicio

En Pastelería Milano la situación es similar. Alfredo Tomás, gerente financiero de esa firma, comentó que solo 3 de los 13 establecimientos de la marca están operando.

La firma se compone de 9 tiendas de inversión corporativa y 4 franquicias.

En este caso también la mayoría se encuentran centros comerciales. De las tres que operan algunas son locales con salida a la calle, y algunas han sido modificadas para atender solo para llevar y con horarios reducidos por el toque de queda, también se mantiene el reparto a domicilio. Sin embargo, debido a los cierres u operaciones parciales el centro de producción también bajó su funcionamiento.

  • Acatando la cuarentena, de 115 personas solo 20 están laborando, agregó Tomás.
  • Para la semana pasada tenían previsto abrir la quinta franquicia, pero también se aplazó.

Tomás explicó que se ha hablado con la Junta Directiva de la situación complicada que se vive, pero se ha pedido a los propietarios e inversores en franquicias a efectuar el pago de salarios a su personal a cargo y no se ha pensado hacer reducción de personal, sino que se tratará de mantener el mismo número de puestos esperando que se logre una pronta recuperación.

Las farmacias tienen un trajín diferente frente a esta restricción de labores.  Es uno de los pocos negocios que pueden seguir operando según las condiciones implementadas por el gobierno.

Dificultades para abastecerse

Emerson Ruíz, gerente de compras de Mi Farmacia Guatemala, que en la actualidad posee 34 franquicias explicó que la restricción laboral le ha afectado para poder abastecer de manera inmediata los franquiciados.

El ejecutivo indicó que comprenden que la restricción es importante para el país, pero también está afectando a los guatemaltecos ya que debido a que no se puede abastecer para atender el crecimiento de la demanda en productos esenciales y otros, como la vitamina C, alcohol, y gel antibacterial para mano, además de guantes de látex y mascarillas.

Las entregas se han dificultado principalmente a los establecimientos en departamentos de la provincia y envíos hacia Estados Unidos.

La firma prevé abrir dos franquicias más, una en Comitancillo, San Marcos y otra en Jocotenango, Sacatepéquez, cuando finalicen las restricciones.

La empresa mantendrá el número de empleos que ofrece en la actualidad (37) en espera de reactivar normalmente el negocio, aunque no ven que la situación en el país se regularice pronto.

“Esta situación puede durar varios meses, ya que la población que labora en otros sectores no podrá subsistir sin el apoyo correspondiente del gobierno actual”, considera Ruíz.

“Consideramos seguir manteniendo los empleos actuales si al sector salud no le aplican el toque de queda. Vemos que la mayoría de laboratorios trabaja al medio día y otros están cerrados completamente ya que debido a las prohibiciones de carga en aduanas no puede ingresar nada al país y la carencia de determinados productos hace que la mayoría se aproveche de incrementar los precios que no ayuda nada a nuestros hermanos guatemaltecos”, agrega el ejecutivo.

Te puede interesar: Airbnb se reinventa en medio del Covid-19 y la Semana Santa

Oportunidades en línea

Elisa Delgado, fundadora y gerente de la plataforma Juegos Matemáticos que también ha lanzado sus franquicias mencionó que se ha logrado mantener bastante bien la continuidad del curso con los alumnos inscritos, por medio de clases en línea y utilizando nuestra plataforma virtual.

Sin embargo, refirió que algunos centros de estudios han enviado una carga alta de trabajo en casa a los alumnos por lo que a algunos se les ha dificultado realizar otras actividades aparte de las escolares.

“La incertidumbre es qué cantidad de alumnos podrán continuar el próximo mes, debido a las restricciones laborales que pueden estar afectando a los padres de familia”, añadió Delgado.

También están buscando ampliar su negocio, y ahora ofrecen clases de prueba utilizando la plataforma virtual para llegar a más personas. La emprendedora opina que “esto será una oportunidad para que al momento de contar con inversionistas que quieran adquirir nuestras franquicias, ya cuenten con alumnos que puedan continuar el curso de forma presencial en ellas”.

Menos ventas en ventanilla

Perini, ejecutiva de Al Macarone y presidenta de la AGF, también ofrece información sobre el comportamiento del negocio.

Es ejecutiva de Comdalsa, la cadena de restaurantes y pizzerías italianas Al Macarone y Piccadilly, que posee alrededor de 100 restaurantes, sin embargo, menos del 50% está operando además algunos cierran en horarios más temprano de lo normal.

Al Macarone es conocida por su servicio de ventanilla, y siguen atendiendo por esta modalidad, pero las ventas han bajado en 70% porque hay poca demanda.

Perini explicó que analizan el flujo de demanda en los diferentes sectores y si continúa baja la tendencia de ventas se decide cerrar temporalmente algún local, en espera de retomar operaciones cuando reactiven la labores en el país. La firma ha experimentado que, aunque ofrecen servicio por Uber Eats y Glovo, la demanda solo es del 20%. Perini expuso que esto podría deberse a que se trata de un producto par el segmento popular, personas que van de paso en la calle que no usan mucho esas opciones de la tecnología.

Franquicias inmobiliarias

Julio Reyes, cofundador de City Max Real Estate, comentó que el sector de servicios en forma responsable “los hizo cerrar operaciones desde el martes 17 de marzo con una disminución en la actividad de visitar propiedades con clientes en un 95%, aspecto que proyecta una caída en las ventas catastróficas”.

“El sector inmobiliario es uno de los más afectados junto al sector turismo, esperamos con ansias el apoyo que podría venir del sector gobierno”, agregó el ejecutivo.

Y mientras se mantengan sin operaciones hacia el público han incrementado medidas de entrenamiento con capacitaciones virtuales diarias.

Además, se mantiene contacto con los clientes a través de consejos y aprendizaje para el que va adquirir su primera vivienda, la idea es mantener esa interacción virtual hasta que pase la cuarentena y poder retomar el ritmo de labores, agregó

Otras actividades que realizan, según mencionó, son la busca de oportunidades a través de la red, en internet, redes sociales, depurando viejos contactos, haciendo telemarketing y prospectando desde casa.