EFE.- Wall Street abrió este lunes con claras pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, retrocedía un 2.01% en medio de un ambiente de volatilidad, con dudas sobres la profundidad del impacto económico de la crisis del coronavirus y arrastrado por la caída del precio del petróleo.

Cinco minutos después del inicio de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones se dejaba 486.61 puntos, hasta los 23,755.88, con prácticamente todos sus valores en rojo, pero con caídas especialmente importantes, por encima del 5%, para las grandes petroleras Exxon Mobil y Chevron.

El selectivo S&P 500 bajaba un 1,51 % (43,44 puntos), hasta los 2.831,12, y el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan las principales tecnológicas, retrocedía un 0,79 % (68,43 puntos), hasta los 8.581,71,85 enteros.

Tras cerrar dos semanas seguidas con subidas recuperándose parcialmente del desplome provocado por la pandemia, Wall Street arrancaba este lunes con muchas dudas, alimentadas por el desplome de la demanda energética, que hace pensar a algunos analistas que la profundidad de la crisis económica actual es aún mayor de lo que han asumido los mercados.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este lunes con un desplome del 38.59%, hasta los 11.22 dólares el barril, su nivel más bajo desde 1998, en los contratos para entrega en mayo, que expiran mañana martes.

Puedes leer: Banguat: Economía guatemalteca creció 3.8% en 2019

En el caso de los contratos con vencimiento en junio, en los que el volumen de negociación es mayor, la caída era en torno al 11 % y el precio se situaba en 22.29 dólares.

La situación, según los expertos, se debe en buena medida al temor a la falta de capacidad para almacenar crudo, dado que el consumo se ha hundido por el parón de la actividad económica consecuencia del COVID-19.

Las petroleras Exxon Mobil y Chevron, las dos incluidas en el Dow Jones, arrancaron al jornada con caídas superiores al 5%, aunque unos minutos después de estabilizaban ligeramente, con retrocesos cercanos al 4%.

El gigante minorista Walmart, con un ligero avance, era el único de los treinta valores de este índice en verde a la apertura.

A esta hora, todos los sectores de Wall Street bajaban, encabezados por el energético con una caída del 2.71% y con importantes retrocesos también para el inmobiliario (-2.01%) o el industrial (-1.73%).

En otros mercados, la onza de oro subía hasta 1,705.6 dólares, mientras que el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años se mantenía prácticamente plano al 0.629%.