EFE.- Wall Street cerró este lunes en rojo y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, perdió un 2.44% tras una sesión marcada por el histórico desplome del precio del petróleo de Texas hasta terreno negativo, un efecto visible del impacto de la pandemia de COVID-19 que ha sembrado el pesimismo entre los inversores.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow aceleró sus pérdidas y recortó 592.05 puntos, situándose en 23.650,44 enteros, arrastrado por la aeronáutica Boeing (-6,70 %) y por las petroleras Exxon Mobil (-4,72 %) y Chevron (-4,20%), entre otras grandes corporativas.

El selectivo S&P 500 descendió un 1.79 % o 51.40 puntos, hasta 2,823.16 enteros; y el índice compuesto del mercado Nasdaq retrocedió un 1.03 % o 89.41 puntos, hasta 8,560.73 enteros.

Wall Street rompió hoy con la tendencia positiva de las dos últimas semanas y no quitó la vista del barril de Texas, que esta mañana empezó a descender con fuerza ante la crisis de demanda energética y la cercanía de la fecha de expiración de los contratos de mayo, mañana martes.

Te puede interesar: Futuros de petróleo se hunden a -40 dólares: operadores deben pagar para vender barriles

El crudo de referencia en E.U. tuvo un desplome del 305 % y por primera vez desde que hay estadísticas su precio cayó por debajo del cero, con los vendedores dispuestos a pagar 37.63 dólares a los “compradores” con tal de deshacerse de sus activos por la falta de sitio de almacenaje físico.

“¿Qué significa esto? Que los costosos cierres e incluso las bancarrotas ahora podrían ser más baratos para algunos operadores, en lugar de pagar para deshacerse de lo que producen”, advirtió la analista de mercados Louise Dickson, de la firma Rystad Energy, en una nota.

La volatilidad, medida por el índice Vix, subió hoy más de un 12 % en el parqué ante las dudas por la profundidad de la recesión inducida por el parón en la actividad económica, y pese a que los últimos datos apuntan a que Nueva York, el epicentro de la pandemia en E.U., ha alcanzado ya su pico de contagios.

En ese sentido, los analistas de Wall Street señalan que hay espacio para la volatilidad y para caídas como la de mitad de marzo hasta que se vea un pico en los casos globales, que superan los 2.4 millones, y haya más claridad en los planes de reapertura de la economía.

En el plano corporativo, los inversores esperan el peor trimestre de resultados desde la crisis financiera de 2008, especialmente en empresas relacionadas con el turismo como la aerolínea United (-4.44 %), que hoy comunicó al regulador que ha tenido unas pérdidas de 2.114 millones de dólares hasta marzo.

Te puede interesar: OMS dice que no ha ocultado nada a EU durante crisis por coronavirus

Por sectores, las compañías más perjudicadas hoy fueron las de servicios públicos (-3.63 %), las inmobiliarias (-3.32 %) y las energéticas (-3.01 %).

En otros mercados, el oro subió a 1,712.7 dólares la onza, la rentabilidad del bono del Tesoro a 10 años bajó al 0.616 % y el dólar ganó terreno frente al euro, con un cambio de 1.086.