La Cámara Nicaragüense de Restaurantes y Similares (Canires) informó que el COVID-19 provocó que el 70% de estos locales cierren operaciones, además, 30,000 empleos directos están en riesgo.

“Desde el inicio de la pandemia COVID-19 en nuestro país, desde marzo hasta la fecha, más de un 70 por ciento de las empresas en nuestro sector han tenido que cerrar operaciones por falta de clientes”, indicó la junta directiva de Canires.

Puedes leer: OPS avisa de una nueva “ola” de contagios en América Latina

Canires pidió el apoyo del sistema nanciero nacional, en los prestadores de servicios básicos, y propietarios de los sitios comerciales donde operan.

“Esto ayudaría a dar oxígeno a los dueños de estos negocios, en caso contrario la subsistencia de nuestro gremio estaría seriamente comprometida en el muy corto plazo”, advirtió.