El Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos pidió al presidente salvadoreño, Nayib Bukele, respetar las decisiones de la Corte Suprema.

Bukele desafió a la Corte al asegurar que no cumplirá la resolución de obligatorio cumplimiento que la Sala de lo Constitucional dio a conocer el miércoles en la cual deja claro que los decretos del Ejecutivo no tienen la potestad para respaldar el confinamiento sanitario forzoso.

Un tuit del mandatario salvadoreño, Nayib Bukele, en el que alertaba de supuestas sospechas de COVID-19 en el Parlamento la noche del jueves y que precipitó el cierre de una sesión en la que se votaría sobre un polémico veto presidencial, aumentó las tensiones entre estos órganos de Estado y elevó el tono entre los legisladores opositores.

El mandatario aseguró en su cuenta de Twitter que un equipo de contención epidemiológica detectó una “significativa sospecha de #COVID19 en el salón azul de la Asamblea Legislativa”.

“Se recomienda el cierre de la plenaria y el autoaislamiento de todos los diputados y personal, mientras se descarta o se confirman los casos sospechosos y sus nexos”, añadió Bukele.

Tras esta publicación, según reportes de la prensa local, varios diputados decidieron abandonar el recinto legislativo, por lo que el presidente del Congreso, Mario Ponce, cerró la sesión correspondiente a esta semana y convocó a otra para este viernes.

El mensaje y el final abrupto de la reunión en el Parlamento se dio en momentos en los que los legisladores se disponían a votar para superar el veto presidencial a una iniciativa que buscaba facilitar el retorno de unos 4.500 salvadoreños que se quedaron en el extranjero por la pandemia.