El Gobierno de Costa Rica dio a conocer avances sobre la implementación del Sistema de Pago Electrónico para el Transporte Público (SPETP) a nivel país.

El Comité Director de este proyecto aprobó el diseño integral del proyecto y la hoja de ruta para la ejecución de sus primeras fases, la cual arrancaría en febrero del 2021 con el lanzamiento de un plan piloto en el tren, con 20 cobradores que aceptarán pagos con tarjetas de débito, crédito y prepago.

El Gobierno junto con el Banco Central de Costa Rica (BCCR), Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Instituto Costarricense de Ferrocarriles (INCOFER) y la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) trabaja en la implementación de esta modalidad de pago.

Puedes leer: Pymes de Nicaragua lanzan un SOS y demandan aprobar un plan de mitigación

El SPETP permitirá a las personas usuarias acceder a todos los servicios de transporte público mediante pago electrónico, con el fin de aumentar la eficiencia de la recaudación tarifaria y dar un servicio de mayor calidad a la población.

El diseño del SPETP se basa en el uso de tecnologías de última generación, con el objetivo de lograr un sistema multimodal, interoperable, eficiente y seguro. 

“El Banco Central tiene, como uno de sus objetivos estratégicos, la modernización del sistema de pagos del país, la profundización de los medios electrónicos de pago y la reducción gradual en el uso de efectivo. Este proyecto es fundamental para el cumplimiento de ese objetivo, pues en el transporte público se realizan una tercera parte de las transacciones de pago en el país: más de 550 millones de operaciones al año. El SPETP será un sistema moderno, con tecnologías implementadas con éxito en países que están a la vanguardia en la industria del transporte”, explicó Rodrigo Cubero, presidente del BCCR.