EFE.- El sector industrial de Panamá urgió este jueves al Gobierno a dar inicio a la reapertura gradual de las actividades en áreas como la construcción y la metalmecánica, entre otros, y alertó que el país tiene que “aprender a convivir” con el virus.

La reactivación debe ser “ya, para hoy es ya es tarde. Para mañana es tarde. Los bolsones de desempleados lo único que hacen es aumentar, el Gobierno no tiene la capacidad para darle respuesta”, dijo a EFE el presidente del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), Aldo Mangravita.

Panamá está bajo una cuarentena indefinida desde el pasado 25 de marzo, aunque desde la segunda semana de ese mes cerró las escuelas y los comercios e industrias no esenciales, quedando operativas solo aquellas de los sectores de alimentos, salud, seguridad, transporte, logística y comunicaciones, entre otros.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha proyectado para este año una caída del 2 % del producto interno bruto (PIB) de Panamá, un país en el que antes de la pandemia casi el 50 % de la población vivía de la economía informal y la tasa de desempleo marcaba 7,1 %.

Te puede interesar:S&P baja a negativa perspectiva de calificación de Panamá por coronavirus

Mangravita señaló este jueves a EFE que gremios como el SIP han entregado al Gobierno del presidente panameño, Laurentino Cortizo, los protocolos biosanitarios y de protección necesarios para dar comienzo al desescalamiento del confinamiento impuesto comercios e industrias desde la segunda semana de marzo pasado.

Se trata de “protocolos que tenemos ya implementados en la industria alimenticia, y lo que queremos es que se haga lo mismo en las otras industrias y los otros comercios y las otras plazas de trabajo” para que reinicien sus actividades.

Pero “hay una falta de decisión y de coordinación” en el Ejecutivo, “no nos hacen caso como industriales y como empresarios que estamos muy preocupados con la situación. Tenemos que aprender a convivir con el virus, como hace todos los otros países del mundo“, dijo Mangravita.

El presidente del Sindicato de Industriales cuestionó que “si arrancaron países como España e Italia, que han tenido miles de muertos” por el nuevo coronavirus, cómo es que Panamá no lo ha hecho aún.

Panamá registraba hasta el miércoles 178 fallecidos y 3.378 contagios confirmados del COVID-19.

En un comunicado difundido este jueves, el Sindicato de Industriales propuso la “reactivación escalonada de los sectores construcción, ferreterías, metalmecánica, y manufacturas diversas, los cuales contarán con su protocolo sanitario, establecido y aprobado”.

Señalaron además que “se requiere mayor celeridad en la aplicación de las segundas y terceras pruebas a las personas para poder reintegrarse a sus puestos de trabajo”.

NO A LA LEY SECA

El SIP también pidió este jueves la eliminación de la ley seca o prohibición de venta de bebidas alcohólicas que está vigente desde que comenzó la cuarentena nacional en Panamá, el único país de América Latina que ha impuesta esta medida.

La reactivación de esta industria “que representa el 1,3 % del PIB nacional” permitirá que se recuperen “6.000 empleos directos”, dijo el Sindicato en su comunicado.

El levantamiento de la ley seca “es importantísimo, no es un capricho. El Estado está dejando de percibir millones de dólares al mes en impuestos”, un total de “125 millones de dólares anuales” en tributos pagados al fisco, dijo Mangravita.

PAGO DE DEUDAS ESTATALES

El presidente del SIP pidió además al Gobierno que honre las deudas pendientes con los industriales, ya que esa situación “nos dificultan poder mantener la cadena de suministro desde el campo hasta la mesa”.

“Es importante que se pongan al día el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) y el Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) con sus pagos”, es una “deuda millonaria”, dijo Mangravita sin precisar una cifra.