Reuters.- Goldman Sachs elevó el viernes sus pronósticos para los futuros del crudo Brent en el segundo trimestre y todo el año, por señales de mejores fundamentos por una rápida disminución de los suministros y la mejora de la demanda a medida que las medidas de bloqueo se alivian.

El banco subió su previsión para el Brent en el segundo trimestre a 25 dólares por barril desde 20 dólares. Para todo 2020 subió su expectativa del referencial a 35.8 dólares por barril desde 35.2 dólares.

Pero aun con esos ajustes al alza, la expectativa es de un descenso en los valores. El Brent promedió 64.16 dólares por barril en 2019, por lo que el pronóstico revisado para este año representaría una baja de un 44%.

“Parece probable que el mercado apruebe su examen de capacidad de almacenamiento, gracias a la mejora de los fundamentos, la implementación de nuevas formas creativas de depósito y un superávit en mayo (…) menor al esperado previamente”, dijo el banco en una nota.

Los precios del barril de Brent cotizaban por sobre los 26 dólares el viernes, día en el que entró en vigencia un nuevo acuerdo de la alianza OPEP+ para abordar el exceso de oferta que ha estado afectando al mercado. El recorte conjunto del bombeo pactado es de 9.7 millones de bpd.

“Creemos que la reciente recuperación puede extenderse aún más en mayo, de vuelta a los niveles de costo en efectivo (25 dólares el barril de WTI), aunque con una volatilidad de precios aún alta”, indicó Goldman.

Sin embargo, el banco agregó que el mercado físico del petróleo todavía tiene superávit y que aún faltan semanas para que pase a un déficit.

“Más allá de esta recuperación, advertimos que el mercado alcista del petróleo que pronosticamos llevará tiempo y requerirá paciencia”, agregó el banco.