EFE.- La aerolínea estadounidense American Airlines anunció la puesta en marcha de un vuelo directo y diario entre el aeropuerto de Madrid Barajas y el de Forth Worth de Dallas (Texas), uno de los principales puntos de conexión de Estados Unidos, que comenzó a operar a partir de este jueves.

Esta ruta llevaba varias semanas sin actividad y, tras su vuelta, American Airlines se convierte en la primera aerolínea que conecta Estados Unidos y España en vuelo directo, regular y comercial desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, restringiese a mediados de marzo los vuelos con origen en la Unión Europea como medida para la contención del COVID-19.

La decisión de la aerolínea norteamericana permitirá que pasajeros españoles con un motivo justificado y documentación en regla entren en Estados Unidos en vuelo directo desde España.

Los viajeros que decidan viajar con American Airlines a partir del 11 de mayo deberán hacer uso obligatorio de una mascarilla mientras se encuentren en el interior de la cabina, según advirtió la propia compañía la semana pasada, una medida que ya es obligatoria para la tripulación. La aerolínea también distribuirá toallitas desinfectantes antes y durante los vuelos.

Te puede interesar:Warren Buffett vende todas sus acciones en aerolíneas tras las pérdidas por la pandemia

Desde la expansión de la pandemia del COVID-19, American Airlines se ha enfrentado a una coyuntura económica compleja que le ha hecho perder unos 2.241 millones de dólares durante el primer trimestre del año como consecuencia de la drástica caída en los desplazamientos y las restricciones gubernamentales.

Además, la complicada situación económica de la empresa obligó a American Airlines a solicitar el paquete de ayudas federal aprobado a finales de marzo en Washington destinado a paliar los efectos del COVID-19 en el tejido productivo estadounidense.

En los últimos días, las acciones de la compañía han sufrido un importante retroceso en Wall Street después de que el inversor multimillonario Warren Buffet aconsejase a los corredores deshacerse de las acciones en este sector puesto que prevé que no se recuperará de la pandemia hasta dentro de varios años.