Por Forbes Colombia

The Connor Group, que posee y opera apartamentos de lujo en Estados Unidos, que se comprometió a no suspender ni despedir empleados durante la cuarentena, les está regalando cheques de bonificación.

Connor acumuló ganancias rápidas de 1.6 millones de dólares en el mercado en solo ocho días y luego decidió regalar todo aún más rápido. Sus ganancias de acciones fueron en realidad mayores a 1.6 mdd. Sin embargo, esto es lo que quedó después de impuestos, y Larry Connor está dando todo a sus empleados en forma de pagos de bonificaciones.

El dinero de la bonificación está lejano de los trabajadores de altos ingresos de la empresa (los que se definen como ganar más de 150,000 dólares por año). En cambio, el dinero se dirige específicamente a los empleados con salarios de menos de 150,000 dólares por año. El ingreso medio de los empleados de The Connor Group es de 42,000 dólares por año.

Puedes leer: Panamá rechaza su inclusión en lista de países que blanquean capitales

Los empleados que obtendrán este dinero trabajan en roles como gerentes de propiedades, asociados de ventas y trabajadores de mantenimiento. Los bonos se distribuirán en una escala escalonada y en función de factores que incluyen la posición y la longevidad.

El CEO Connor no considera que los pagos de bonos sean regalos como tal. En cambio, su perspectiva es que los empleados se lo ganaron haciendo su labor a pesar de la inestabilidad y los riesgos provocados por el coronavirus.

Y no se detiene en los cheques de bonificación. En respuesta a la pandemia, The Connor Group también acordó financiar gastos inesperados de cuidado de niños para los 400 asociados, así como ampliar los beneficios de su programa de préstamos patrocinado por la compañía.