Por Paula Maria Ozaeta

Desde mediados de marzo, Agexport implementó una forma distinta de trabajo por las disposiciones dadas por el presidente Alejandro Giammattei. Algunos de sus sectores dejaron de operar, otros disminuyeron sus operaciones y hubo unos cuantos que lograron permanecerlas.

Aunque las exportaciones van a sufrir una contracción, para cada producto y servicio será diferente pues reaccionaron distinto al shock que se ha causado por la propagación del COVID-19.

Agexport realizó un estudio entrevistando a exportadores de cada sector y con los resultados elaboraron un plan que tiene 4 etapas:

  1. Medidas de sobrevivencia
  2. Retorno a la normalidad que podría darse en junio
  3. Recuperación
  4. Crecimiento.

“Como Agexport hemos elaborado y presentado ante las autoridades una propuesta con medidas para sostener el salario de los trabajadores y el ingreso de los guatemaltecos ante la crisis COVID -19, buscando alternativas para la continuidad de los negocios” dijo Amador Carballido, director general de Agexport.

Según José Chávez, analista de la Gerencia de Competitividad de Agexport, Guatemala estaba pasando por un ciclo al alza, lo que permitió un amortiguamiento de la economía del país en comparación con Centroamérica.

Te puede interesar: Aumento de ingresos tributarios registrado en Latinoamérica son amenazados por la pandemia

Entre los factores que han incidido en la economía y exportaciones está el lockdown que fue el encierro y se tuvo un shock de demanda, los productos no han llegado a sus destinos, hay contratos suspendidos o cancelados porque no se tiene la certeza de la apertura de los destinos.

Se contempla un estimado en cierre de exportaciones de bienes con un decrecimiento del –4.4% que significarían US$10,691 millones. En el caso de los servicios se estima una contracción del –16% que serían US$3,137 millones.

“Los que tienen alta capacidad de recuperación son los bienes transables y los servicios destinados a la operación de las empresas. Sin embargo, de los más afectados el de Muebles, Madera y sus Productos derivado al cambio de patrones de consumo, ya que el consumidor busca bienes y servicios “Value for Money” y evita los bienes y servicios Premium, convirtiendo lo esencial en prioridad” mencionó Chávez.

El futuro “normal”

Actualmente, el consumidor está más preocupado por la seguridad, higiene y trazabilidad. Hace compras en línea por confort y distanciamiento social, esta modalidad creció mucho. Y los consumidores ya no están interesados en productos no esenciales, han hecho una reducción de presupuesto para lo no esencial.

Paola Álvarez, gerente del Desarrollo de Mercados y Promoción Comercial de Agexport, mencionó que detectaron 4 tendencias:

  1. Uso de la tecnología, donde personas mayores han aprendido a hacer compras y pagos en línea.
  2. No touch pay, es decir el pago sin contacto, ahora sobresalen los pagos electrónicos desde móviles.
  3. Compras en línea que han aumentado por el confinamiento y el distanciamiento que podría permanecer después del COVID-19.
  4. Faster delivery refiriéndose en que ahora se puede, desde el celular, hacer compras y programar entregas a domicilio.

Te puede interesar: América expresa respaldo a estrategias del IICA frente a la pandemia

Además, AGEXPORT encontró 6 estrategias para la reinvención de las empresas exportadoras: 1. Mantener la diversidad de opciones de transformación, 2. Gestionar una red de contactos internacional, 3. Retroalimentación de clientes y proveedores 4. Pensamiento sistémico del equipo y apertura al aprendizaje, 5. Amplia participación del equipo en la transformación 6. Establecer Sistema de Gobernanza.

“Uno de los sectores que se ha vista altamente afectado es el de turismo, para ello entre las tendencias que detectamos se encuentra el vender a través de la experiencia con herramientas innovadoras como el turismo marketing on (tecnología 3D), generar confianza a través de materiales a distancia para implementar protocolos de seguridad, divulgar lo que genera valor (certificaciones, alianzas, innovaciones, atención, entre otros) huella personalizada para una diferenciación en el desarrollo de producto nuevos para las nuevas condiciones de su cliente de forma fácil y empática” agregó la gerente de Desarrollo de Mercados y Promoción Comercial.

Se espera un futuro de conectividad con el Teletrabajo y digitalización empresarial que, según Álvarez, debe regularse. Deben aumentar las carreras técnicas enfocadas al desarrollo de talento para la industria de software, para que haya más talento disponible para soluciones innovadoras a otras industrias y tener capacidad de respuesta.

*En alianza con Prensa Libre