Por Edwin Pitán

La solicitud del exmandatario Otto Pérez Molina de que se le dictara arresto domiciliario ante el temor de contraer coronavirus fue negada este lunes por el juez del caso, Miguel Ángel Gálvez. 

Pérez Molina no consigue salir de la cárcel, no obstante continuará recluido en el Centro Médico Militar en donde ha permanecido 645 días desde hace cuatro años en que se inicio el caso Cooptación del Estado. El exmandatario ha estado internado en ese hospital en cuatro ocasiones distintas desde 2017.

La estrategia de Pérez Molina para asegurarse no regresar a la cárcel fue lograr convencer al juez  que tener 69 años y padecer de una cardiopatía lo dejan vulnerable ante la pandemia del coronavirus.

Puedes lee: Presidente dominicano pide la extensión del estado de emergencia por 25 días

La justificación del expresidente fue respaldada por su abogado César Calderón quien mostró informes médicos del Instituto Nacional de Ciencias Forenses de 2017, 2018 y 2019 en los que se determinó las afecciones cardiacas de Pérez Molina.

Además, Calderón justificó que antes de la pandemia se concluyó por médicos del Inacif que Pérez Molina podría ser víctima por sus padecimientos cardiacos de una “muerte súbita”.

Gálvez le recordó a Pérez Molina que él y su médico relataron en una audiencia anterior que en el hospital militar tiene habilitada una área especial y se mantiene aislado, lugar en el que se encuentra actualmente internado. 

Desapercibido

La última vez que el exmandatario fue trasladado al hospital y quedó recluido fue el 23 de octubre pasado por una solicitud del Sistema Pentenciario y autorizado por el Juzgado. Desde esa ocasión Pérez Molina ha permanecido 203 días. En la actualidad vive en un ambiente rodeado de médicos, enfermeras y militares.

El Juzgado no notificó a la Feci de la hospitalización última de Pérez Molina.

No olvides leer: Nicaragua está en fase exponencial de contagios del COVID-19, dice exministro

Hace un mes el expresidente fue operado de la vesícula en el hospital y esos procedimientos los desconocía la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci). Desde su último traslado al Centro Médico Militar -en octubre pasado- Pérez Molina logró pasar las fiestas navideñas de 2019 lejos de la cárcel.

El caso Cooptación es una investigación que señala a varios miembros del Partido Patriota (PP) que supuestamente lograron establecer una red que cooptaba al Estado y cometía varios actos de corrupción.

*En alianza con Prensa Libre