EFE.-La Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero) advirtió este miércoles del posible “riesgo” que implica para el sector siderúrgico regional un excedente de producción en China, donde esa industria comienza a recuperarse tras los efectos negativos de la pandemia del COVID-19.

“Se ve una rápida recuperación de la industria de acero de China y el riesgo continuo de su exceso de capacidad para la región. Ante la pronunciada caída de los mercados mundiales, continuará buscando exportar su producción a Latinoamérica, lo que podría dificultar aún más la recuperación de la región”, dijo Francisco Leal, director general de Alacero.

En un comunicado difundido en Buenos Aires a través de la Cámara Argentina del Acero, Alacero dio cuenta de algunos indicadores del sector para el primer trimestre del año, en el que comenzaron a registrarse los primeros efectos de las medidas sanitarias adoptadas para hacer frente a la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2.

Te puede interesar: Gobiernos latinoamericanos deben aportar 143 dls al mes para necesidades básicas: CEPAL

Según la organización, que reúne a los productores siderúrgicos latinoamericanos, en diversos países de la región las empresas tuvieron que reducir su producción o detener las operaciones mientras que otras industrias se adaptaban a una nueva realidad.

El reporte detalla cifras de la caída de la actividad económica, en general, y de la industria, en particular, en las tres mayores economías de la región (Brasil, México y Argentina) y la consiguiente retracción en la demanda de productos siderúrgicos.

Según el informe, la producción de acero crudo en Latinoamérica cayó un 8 % en el primer trimestre, mientras que la de los productos laminados disminuyó un 3%.

“Los efectos más serios de la pandemia comenzaron a verse en Argentina en marzo con una reducción del 27 % en comparación con el mismo mes del año pasado. La caída en marzo corresponde a un tercio del mes, debido a la cuarentena desde el 20 de marzo”, apunta el reporte.

Las exportaciones, por su parte, continúan reflejando la debilidad de la demanda mundial de acero, con una caída interanual del 15% en los primeros dos meses del año, de acuerdo a los últimos datos disponibles de los que da cuenta Alacero.

Foto: OMC.

ABRUPTA CAÍDA EN ARGENTINA

En tanto, la Cámara Argentina del Acero difundió también este miércoles su reporte mensual correspondiente a abril, que da cuenta de abruptas caídas de producción: 74.5 % interanual para el caso del acero crudo y 90.8 % para los productos laminados no planos.

En Argentina, las plantas que producen insumos para los sectores esenciales o que cuentan con procesos que no pueden ser interrumpidos se han mantenido operativas con dotaciones mínimas, pero otras, fundamentalmente las productoras de aceros largos, se han mantenido cerradas en abril.

“A pesar de la habilitación de algunas actividades productivas de sectores clientes en diferentes provincias y de contar con pedidos de suministro de productos de acero, las plantas productoras de acero, ya sin stock disponible, y aun contando con protocolos sanitarios, se han visto impedidas de retomar producción producto de diferentes obstáculos”, advirtió la cámara.