La dimisión del director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), el brasileño Roberto Azevedo, cayó como una bomba este jueves (14.05.2020), en plena pandemia de coronavirus que ha desatado una crisis mundial. 

“Se trata de una decisión personal, una decisión familiar, y estoy convencido de que esta decisión sirve los intereses de esta organización de la mejor manera posible”, dijo en una video conferencia de los miembros de la OMC.

Te puede interesar: Zoom y TikTok tendrían que pagar millonarias multas a Colombia

La salida prematura del brasileño se produce en el peor momento para la economía mundial desde la Gran Depresión, en los años 1930. El comercio internacional se ve gravemente afectado por la nueva pandemia de coronavirus, que provocó el colapso de la producción, y que llegó a confinar a más de dos tercios de la humanidad.

La OMC atraviesa una crisis profunda desde hace meses, ya que Estados Unidos se opone desde el 11 de diciembre a la renovación del órgano de apelación en los litigios comerciales. Los países miembros acuden a un órgano de resolución de diferendos cuando tienen un litigio comercial entre sí. Los procesos de resolución son muy largos, suelen durar años, y el órgano de apelación es el que normalmente acaba dirimiendo las controversias. 

Diplomático de carrera, Roberto Azevedo, que asumió el liderazgo de la OMC en 2013, al suceder al francés Pascal Lamy, comenzó su segundo mandato de cuatro años en septiembre de 2017 y finalizaba en agosto de 2021. Antes de ser director general de la OMC fue el representante permanente de Brasil ante esa organización desde 2008, donde se forjó una reputación de buen negociador. Allí ganó litigios claves para Brasil, como el caso de las subvenciones al algodón contra Estados Unidos y el de las subvenciones a la exportación de azúcar contra la Unión Europea.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo: