Por Redacción

La crisis por el covid-19 motivó a una familia del cantón Concepción Ocosito, Retalhuleu, a cultivaran sus propios alimentos en el patio de su casa y; además, contribuyen con quienes tienen dificultades para conseguir alimentos.

Chipilín, calabaza, frijol, tomate y plantas medicinales son parte del huerto de María Adelaida Escobar Funes, quien, con el apoyo de sus hijas y Mariela, Yesica y Katherine, de 11, 14 y 21 años, respectivamente, le dan los cuidados necesarios para que produzca vegetales de buena calidad.

“Mis hijas y yo le dedicamos todo el día al huerto, lo que hemos cosechado nos ha servido para alimentarnos y para apoyar a nuestros vecinos que no tienen que comer”, comentó Escobar.

Además de vegetales, la familia Pérez Escobar cuenta con variedad de plantas medicinales, las cuales venden a un costo de entre Q5 y Q15, dinero que invierten en servicios esenciales del hogar.


En el huerto de María Adelaida Escobar Funes y sus hijas, en el cantón Concepción Ocosito, Retalhuleu, hay vegetales de buena calidad. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

“Por internet hemos aprendido técnicas de cultivo y con esto podemos alimentarnos a diario, y cuando no tenemos dinero para comprar carne, acompañó a mi mamá para vender plantas medicinales y flores”, dijo Katherine Pérez.

Algunos vecinos aprovechan para comprar los vegetales del huerto de la familia o hacer intercambio con otros productos.

“Esta familia es ejemplo para muchos, porque a pesar de las adversidades siempre buscan la manera de salir adelante sin olvidarse del prójimo”, dijo Santos Juárez, vecino de la familia.

Juárez es uno de los vecinos que compra los productos de la familia Pérez y asegura que gracias al cuidado que les dan disfruta de vegetales frescos y saludables.

María Adelaida Escobar Funes también cultiva plantas medicinales. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

*En alianza con Prensa Libre