Por Mirna Gutiérrez

En Panamá, alrededor de 1,000 toneladas de desechos electrónicos al mes terminan en Cerro Patacón, el principal vertedero del país, por lo que los emprendedores Juan Corradine y Fernanda Goncalves crearon una startup para contribuir a disminuir esta cifra.

En 2019 con una inversión de 100,000 dólares proveniente de aportes familiares, la pareja fundó Recicla Panamá, la primera compañía dedicada al reciclaje de equipos electrónicos: “Tuvimos que hacer mucha labor de educación al ser un tema nuevo en Panamá”, explica Juan Corradine, fundador de la empresa.

Para arrancar el proyecto contactaron a la compañía Sims Recycling Solutions (firma inglesa de recuperación y reciclaje de electrónicos) para ver si podían representarlos y también para tener acceso al know-how del negocio.

Lo invitamos a leer: Panamá busca dar incentivos para fomentar reciclaje

“Casualmente en ese momento estaban desarrollando la presencia de la marca en la región y necesitaban a alguien en Panamá, y desde entonces trabajamos con ellos”, cuenta Corradine.

Recicla Panamá se enfoca principalmente en productos informáticos por lo cual trabaja con el sector privado, aunque también recibe equipos de particulares. Opera desde una bodega de 900 m2 utilizando un procedimiento de ‘logística reversa’ que implica reciclar los electrónicos para que todos los materiales (plásticos, metales, tarjetas, cables) puedan ser reutilizados.

Aquellos que no pueden ser procesados localmente son llevados al extranjero a plantas especializadas y certificadas. Casi 100% de la materia prima que se obtiene se exporta a destinos como Asia y Estados Unidos.

También cuentan con un proceso de destrucción de información para eliminar riesgos de fuga de los datos almacenados en discos duros, CDs y cintas. Una vez terminado el procedimiento la empresa emite certificados que garantizan que todo el contenido fue destruido.

En promedio reciclan entre 50 y 60 toneladas al mes, pero han llegado a procesar hasta 100. Corradine explica que el porcentaje de equipos electrónicos que se recicla en el país es aún bajo, por lo que hay un gran potencial de negocio. Por ello se encuentran construyendo una nueva bodega de 1,400 m2, lo que les permitirá incrementar su producción y operar de manera más eficiente.