EFE.- El Gobierno de Honduras ordenó este sábado restringir el ingreso de camioneros costarricenses al territorio de su país en atención al “principio de reciprocidad”, después de que Costa Rica hiciera lo propio el pasado lunes en relación con la pandemia de COVID-19.

“Honduras a partir de la fecha, en base al principio de correspondencia mutua (reciprocidad), fija como plazo de permanencia en el país a los transportistas de carga de nacionalidad costarricense un máximo (de) 72 horas”, indicó el Ejecutivo hondureño mediante un comunicado de su Instituto Nacional de Migración.

La nota oficial señala que el Gobierno de Costa Rica aplicó el lunes “medidas unilaterales”, como la de restringir el ingreso de transportistas extranjeros, la mayoría en la frontera con Nicaragua, tras haber detectado en dos semanas 50 casos positivos de coronavirus entre esos conductores.

Costa Rica otorgó “únicamente 72 horas máximo a los transportistas extranjeros para que realicen la carga y descarga de mercancías en los almacenes fiscales que ha designado dicho gobierno dentro del país”, añadió.

Los decretos de Costa Rica generaron descontento en la región centroamericana, pero se mantienen vigentes y brindan dos opciones.

Puedes leer: Coronavirus: Empresarios de Centroamérica urgen a presidentes resolver crisis en fronteras

La primera es ingresar a una zona primaria en las áreas fronterizas, desenganchar la carga y entregarla a un conductor costarricense o residente en Costa Rica, o bien desinfectar el camión y cambiar el chófer por uno local o residente.

La otra opción es para los transportistas en tránsito, es decir, los que cruzan el país desde la frontera con Panamá hacia la frontera con Nicaragua o viceversa sin entregar carga en Costa Rica, quienes pueden ingresar y realizar su trayecto en caravanas escoltadas por la Policía y con paradas determinadas.

El Gobierno de Honduras destacó que los camioneros del resto de Centroamérica podrán estar en suelo hondureño hasta “10 días máximo”.

Honduras, que ocupa la presidencia pro tempore de la Organización Centroamericana de Directores de Migración, hizo un llamamiento a los miembros de ese ente a “respetar los plazos acordados y aprobados” en la XXVII Reunión Extraordinaria, celebrada el pasado 8 de mayo.

Costa Rica alcanzó un acuerdo con Panamá para movilizar carga por vía terrestre bajo medidas sanitarias estrictas en el marco de la pandemia de COVID-19, mientras que Nicaragua mantiene cerrado su lado de la frontera con territorio costarricense como protesta.

El Gobierno costarricense espera que el resto de Centroamérica se sume a su intención de poner fin a la crisis en sus fronteras y ha pedido la elaboración de un protocolo regional de medidas de bioseguridad para agilizar el comercio, proteger a los transportistas de carga y modificar las medidas preventivas que ha impuesto. 

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

 

También te puede interesar