La pandemia a causa del COVID-19 llevó a la empresa automotriz, Ford, a reinventar una de sus líneas de producción para convertirla en una ensmabladora de ventiladores artificiales para pacientes en cuidados intensivos a causa del nuevo coronavirus.

Para ello, contactó a la empresa Microtechnologies, ubicada en el Condominio Logísitico RC en el Coyol, Alajuela, para adquirir componentes claves para el funcionamiento de los ventiladores, llamados “switches” de presión y vacío, los cuales son diseñados y manufacturados por talento costarricense.

Puedes leer: Camioneros de Centroamérica piden flexibilidad migratoria durante la pandemia

Se trata de una especie de diafragma, empujado por una presión de 25 libras por pulgada cuadrada (psi), que mueve un mecanismo que cambia el estado de los contactos eléctricos (normalmente abierto y normalmente cerrado) del interruptor. Desde Costa Rica, se producirán cerca de 100,000 piezas gracias a 350 costarricenses dedicados a dicha manufactura.

“Asumimos este reto con el gran sentido de responsabilidad que nos ha caracterizado por más de cinco décadas en el negocio de componentes críticos, así como con la urgencia que amerita, pues sabemos que nuestro trabajo aportará en salvar vidas en la lucha contra el COVID-19”, Daniel Araya, Director de Ventas de Microtechnologies Costa Rica.