La presidenta del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras (CICH), Claudia Zúniga, manifestó que sería un problema no salir a trabajar, pero también lo sería hacerlo sin las medidas de bioseguridad.

Lo primero pensando en la economía del país, ya que por casi tres meses ha permanecido paralizada casi en su totalidad, a causa del COVID-19.

Lo segundo porque el objetivo del Gobierno es salvar la mayor cantidad posible de vidas en esta emergencia sanitaria, ya que el virus ha demostrado en todo el mundo que ningún sistema sanitario estaba ni está preparado para hacerle frente a una pandemia de esta magnitud.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Estamos muy conscientes como colegio del problema que conlleva cualquiera de los dos extremos, el no salir a trabajar o llevar a nuestros empleados a trabajar sin las medidas de bioseguridad”, dijo.

“La posición nuestra por eso ha sido de que la economía se reactive de forma gradual y ordenada, tiene que ser ordenada porque podemos tener zonas en las que no hay virus y llevarlo, o traerlo a zonas que ya están sanas”, manifestó.

Con ese fin, el gobierno a través de la Secretaría de Trabajo ha creado los protocolos de bioseguridad con la contribución y la asistencia técnica y financiera de la Unión Europea.

Reapertura

La Cámara de Comercio e Industria de la Construcción (Chico) presentó una propuesta de reapertura inteligente del rubro.

Zúniga expresó que esta decisión debe ser tomada en un trabajo conjunto, “tienen que ejercerse medios de control de cómo se está haciendo esta apertura”.

“El cronograma de trabajo en el que se empezaba con los proyectos grandes es el correcto, la aplicación de un protocolo de bioseguridad es muy importante, pero sobre todo el control de aplicación de este programa de bioseguridad”, indicó.

Te puede interesar: Presidente de Guatemala explica por qué el futuro del país depende de la población

Afirmó que de nada sirve que las empresas den un protocolo de bioseguridad si el mismo no se está aplicando correctamente.

“La posición del Colegio es apoyar para que esta apertura sea ordenada, evitar que el virus se propague y colaborar en los sistemas de control que se tienen que hacer”, finalizó.

*En alianza con La Tribuna de Honduras