Rusia comenzará a utilizar su primera medicina aprobada para tratar el COVID-19 la próxima semana, dijo su patrocinador financiero estatal, una medida con la que esperan reducir las tensiones en el sistema de salud y acelerar el regreso a cierta normalidad en la actividad económica.

Los hospitales rusos pueden empezar a aplicar el antiviral, registrado bajo el nombre de avifavir, a pacientes desde el 11 de junio, dijo a Reuters el jefe del fondo soberano de la RDIF de Rusia en una entrevista.

Indicó que la firma encargada de su producción fabricaría suficiente para tratar a unas 60,000 personas al mes.

Rusia planea exportar su fármaco contra la COVID-19, Afivavir, presentado este fin de semana, a diversos países del mundo, incluidos de América Latina, después de cubrir la demanda interna, informaron hoy las autoridades locales.

Puedes leer: Con este plan, Costa Rica detiene los casos y muertes por COVID-19

“A medida que vayamos cubriendo la demanda interna, creemos posible exportarlo al exterior. Ya hemos recibido muchas solicitudes de países de Oriente Medio y América Latina”, dijo el presidente del Fondo de Inversiones Directas de Rusia, Kiril Dmitriev.

Según Dmitriev, el próximo 11 de junio el primer medicamento contra la COVID-19 desarrollado en Rusia a base de un antiviral japonés será enviado a los hospitales, donde tratan a los enfermos de coronavirus.

Según sus desarrolladores, el fármaco, que ha demostrado su eficacia en el 90% de los casos, está prohibido para las mujeres embarazadas.

Las autoridades indican además, que Afivavir no estará a la venta en las farmacias y solo se podrá ser administrado en centros médicos.

Rusia registró este lunes otros 9,035 casos de COVID-19 y 162 defunciones por esta enfermedad.

Con información de EFE y Reuters.