El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, defendió la construcción del hospital modular para pacientes de COVID-19.

“La decisión de hacer ese hospital la tomé yo, Nito Cortizo. Una vida en este país vale mucho más que cualquier hospital”, menciónó el mandatario panameño.

En una entrevista con La Estrella de Panamá, Cortizó señaló que si tiene que tomar la decisión de construir otro hospital, lo haría, pero al “precio al que se debe construir”.“

 “Cuando el 16 de marzo (pasado) el Empire College de Londres (Inglaterra) y el presidente de Colombia (Iván Duque) me informaron que Panamá tendría 120,000 muertes por el nuevo coronavirus, había que tomar una decisión”, justificó el presidente panameño.

A finales de mayo, el Ministerio Público de Panamá anunció la investigación sobre el proceso de contratación para la construcción de un hospital modular para pacientes con COVID-19 y que todavía no funciona.

Ante esta situación, el ministro de Obras Públicas, Rafael Sabonge, dio una conferencia de presa para hablar sobre el tema.

“Se decidió hacer el hospital por las proyecciones desoladoras de cómo estaría en mayo la pandemia. Se hablaba de la necesidad de 150 a 900 camas para cuidados intensivos, cuando sólo se tenían 150”, explicó Sabonge.