Reuters.- Si el presidente estadounidense Donald Trump finalmente se divorcia de Twitter, su campaña para la reelección tiene un plan B listo para que se siga escuchando su voz.

Las tensiones entre Trump y la plataforma de mensajes se intensificaron la semana pasada después de que Twitter comenzara a señalar algunos de los mensajes del mandatario con la etiqueta de verificación de datos.

Trump respondió con una orden ejecutiva que amenaza con reducir algunas de las protecciones legales de las que disfrutan las compañías de redes sociales.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La campaña de Trump ha estado desarrollando un canal alternativo para el candidato republicano durante meses, una aplicación para teléfonos inteligentes que pretende convertirse en una plataforma de noticias, información y entretenimiento para sus seguidores, en parte debido a la preocupación de que el presidente pierda el acceso a Twitter, dijo su director de campaña, Brad Parscale.

La aplicación Trump, que se lanzó en abril, se ha colocado a menudo desde entonces entre las 10 primeras en los rankings de Apple de apps de noticias, a veces por encima de las de organizaciones de medios como la CNN, el New York Times y Reuters.

“Siempre nos ha preocupado que Twitter y Facebook nos desconecten de la red y esto nos sirve de plan alternativo”, dijo Parscale a Reuters.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Parscale habló antes de que Twitter pidiese la semana pasada a sus usuarios, por primera vez, que comprobasen los hechos expuestos en los tuit de Trump, alertando que las afirmaciones del presidente sobre el voto por correo eran falsas y habían sido desacreditadas por verificadores de datos.

Para sus partidarios, la nueva aplicación es el lugar donde pueden obtener las últimas noticias de la campaña, ver programas y eventos en horario de máxima audiencia presentados por aliados de Trump, y ganar puntos por hacer llamadas telefónicas o inscribir a otras personas en la aplicación.