Por Forbes Colombia

El Gobierno de Alemania acordó este jueves un paquete de estímulos por valor de 130,000 millones de euros (146,000 millones de dólares) para apoyar a la economía del país a recuperarse de la crisis derivada de la pandemia del Covid-19.

La canciller federal Angela Merkel dijo que es necesario un gasto drástico para “dar un futuro a las próximas generaciones”.

El monto aprobado, que abarca 2020 y 2021, ha superado todas las expectativas, ya que se especulaba con que los partidos gobernantes estudiaban destinar un total de 80.000 millones de euros a esta contingencia.

El conjunto de medidas incluyen miles de millones en ayudas para las industrias en dificultades; financiación adicional para los municipios en su lucha contra el creciente desempleo y la pérdida de ingresos fiscales a causa de la Covid-19; y un bono único de 300 euros por niño, que se pagará junto con otros beneficios por hijo.

Se ofrecerán primas significativamente más altas para alentar la compra de automóviles, apoyando así a la industria automotriz más importante del país, pero el esquema se aplica solo a los vehículos eléctricos. Los coches de gasolina y diésel de bajas emisiones quedaron fuera.

Asimismo, el IVA se reducirá temporalmente en Alemania del 19 % al 16 % y la tasa reducida bajará del 7 % al 5 %.

Una gran cantidad de indicadores económicos mostraron una caída dramática en el sector industrial de Alemania y el gasto del consumidor después de que el gobierno impuso fuertes restricciones en marzo en un intento por contener la propagación del Covid-19.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Se espera que la economía alemana se contraiga un 6,6 %, según proyecciones del influyente instituto de investigación Ifo, de acuerdo con la agencia DPA.

El paquete aún requiere la aprobación formal del gabinete de la canciller Merkel, así como de las cámaras del parlamento baja y alta del país, el Bundestag y el Bundesrat.