EFE.-  Las autoridades de protección civil de Honduras declararon este jueves una alerta amarilla, de vigilancia, para dos departamentos del país y una verde, de prevención, para diez por las lluvias asociadas a la tormenta tropical Cristóbal, la cual se mueve lentamente sobre el sur de México.

La Comisión Permanente de Contingencias de Honduras (Copeco) declaró alerta amarilla, hasta el sábado, en los departamentos de Francisco Morazán, donde se localiza Tegucigalpa, la capital, y Valle, fronterizo con El Salvador.

También se declaró alerta verde en los departamentos de Copán, Ocotepeque, Lempira e Intibucá (occidente); La Paz y Comayagua (centro); El Paraíso, Olancho y Gracias a Dios (oriente), y Choluteca (sur), indicó la institución en un comunicado.

 La alerta amarilla en Honduras conlleva evacuaciones preventivas en regiones con riesgo a deslizamientos, derrumbes, inundaciones o desbordamiento de ríos, mientras que la verde significa que se debe dar seguimiento al comportamiento de un fenómeno que pueda resultar en desastre.

El organismo de protección civil indicó que las alertas se declararon debido a la tormenta tropical Cristóbal, que ocasionará lluvias “intermitente” en el país centroamericano, así como abundante nubosidad.

La humedad del suelo en el Distrito Central, que conforman las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüela, en los departamentos de Valle y Choluteca es del “100 %”, mientras en el occidente del país ronda entre el 75 % y 95 %, por lo “es muy probable que el suelo alcance la saturación y se puedan activar zonas de deslizamientos”.

El Sistema de Alerta Temprana instó a las alcaldías y sus Comités de Emergencia Local y Municipal a identificar posibles albergues y realizar “evacuaciones preventivas en sitios de alto riesgo, con el fin de salvar vidas”. 

Además, pidió a la Secretaría de Salud que instalé un área de “triaje” en los albergues que las alcaldías habiliten con medidas de bioseguridad ante la emergencia por el coronavirus SARS-CoV-2.  

La tormenta tropical avanza lentamente sobre el sur de México con vientos máximos sostenidos de 40 millas por hora (65 km/h) y dirección sureste antes de comenzar a virar hacia el norte y enfilar hacia el norte del Golfo mexicano, lo que, según los pronósticos, comenzará este viernes.

Cristóbal, la tercera tormenta formada este año en la cuenca atlántica, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU., se debilitará este mismo jueves y pasará a ser una depresión tropical, pero el viernes volverá a cobrar fuerza.

Según los patrones de trayectoria, entre la medianoche del domingo y primeras horas del lunes tocaría tierra como tormenta en algún punto de Luisiana (EE.UU.).