La compañía de biotecnología Speratum está realizando una investigación para desarrollar una potencial terapia molecular contra el SARS-CoV-2, virus causante de COVID-19. 

La idea es diseñar moléculas que actúen a través del sistema de ARN interferente (ARNi), específicamente contra SARS-CoV-2, y dirigirlas a células que alberguen el virus usando nanopartículas como sistema de entrega.

“Para sobrellevar esta pandemia se requieren iniciativas generadas a partir de la innovación. En Speratum tenemos años de experiencia desarrollando una plataforma tecnológica enfocada en cáncer, pero adaptable para el tratamiento de diferentes enfermedades. Enfocarnos en modificar nuestro sistema establecido para lograr una aplicación antiviral es algo muy natural y con mucho potencial”, explicó Christian Marín Müller, fundador y CEO de Speratum.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El desarrollo de esta primera fase cuenta con el apoyo de la farmacéutica Roche, en el marco de las iniciativas de Sostenibilidad para afrontar la crisis del COVID-19 a través de la colaboración y la innovación con distintos actores de la sociedad.

“Una de nuestras respuestas ante el COVID-19 es la generación de alianzas a través de nuestra plataforma de Sostenibilidad para apoyar emprendimientos locales que impulsen el desarrollo de soluciones para los sistemas de salud. Nos llena de orgullo que en Costa Rica un emprendimiento como Speratum contribuya ante la pandemia buscando innovaciones terapéuticas para los pacientes. Colaborar para que esta investigación avance, está alineado con el propósito de Roche”, aseguró Álvaro Soto, gerente General de Roche Centroamérica y Caribe.