El gobierno de El Salvador consideró que el transporte de pasajeros puede representar un peligro por el alto nivel de contagio de COVID-19 que se puede producir, señaló el ministro de Trabajo, Rolando Castro.

En la entrevista Frente a Frente, Castro comentó que el gobierno está abierto al diálogo con los empresarios  y nada está escrito en piedra.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Si en un momento dado no podemos abrir el sector transporte, (se hará) aunque sea en una manera gradual para que, en alguna medida, nuestra gente no tenga mayores implicaciones”, dijo el funcionario.

Castro descartó que haya retrasos en la apertura económica gradual debido a las resoluciones de la Sala de lo Constitucional.

“Tenemos una propuesta con ellos y no podemos dar por cerrado. Incluyendo los plazos, todo está sujeto a negociación”, expresó.