EFE.- Los Gobiernos de Italia y Francia pusieron un vuelo a disposición de sus ciudadanos para que abandonen Nicaragua en medio de la pandemia de COVID-19, informó este viernes la embajada italiana en Managua.

La sede diplomática de Italia en Nicaragua informó que “Francia está organizando un vuelo especial a París, con la ayuda de la Unión Europea, programada para el martes 16 de junio de 2002”.

A inicios de abril pasado la Unión Europea (UE) completó la repatriación de 500 ciudadanos europeos que se encontraban varados en Nicaragua, por la emergencia sanitaria causada por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, que produce el padecimiento de COVID-19.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El nuevo coronavirus fue detectado en Nicaragua a mediados de marzo pasado, y hasta ahora las autoridades admiten 1,464 casos positivos y 55 muertos.

Por su parte, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios de toda Nicaragua, reportó 4,217 pacientes y 980 fallecidos hasta la semana pasada.

La embajada italiana advirtió a sus ciudadanos que “los lugares disponibles para cada país europeo, incluida Italia, son muy limitados y no podemos garantizar un lugar para todos aquellos que lo hayan solicitado”.

Para ser incluidos en el vuelo, los nacionales de Italia tendrán que enviar una solicitud a su embajada, que analizará los casos según requieran “atención particular, por razones de salud, familiares o laborales”, en coordinación con la agencia de viajes francesa a cargo.

Te puede interesar: Doctora denuncia corrupción y abusos contra médicos en Nicaragua

OTRAS REPATRIACIONES

En la repatriación de europeos realizada en abril pasado, unos 500 ciudadanos del Viejo Continente regresaron a sus países, en lo que se pensó eran los únicos “vuelos de alivio” en medio de la pandemia, pero España organizó un viaje más a mediados de la semana, seguida de Francia e Italia.

Actualmente algunos de países de Europa intentan volver a la normalidad poco a poco, tras haber superado el pico de la pandemia, en tanto, Nicaragua nunca cerró sus fronteras, y hasta ahora no ha impuesto ningún tipo de restricciones para detener la propagación el nuevo coronavirus.

El pasado día 5, el embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Kevin Sullivan, informó que la COVID-19 ya afecta a diplomáticos en el país centroamericano, pero no especificó sus nacionalidades.

Estados Unidos programó dos “vuelos de alivio” en esta semana, tras haber realizado repatriaciones en abril y mayo pasado.

A inicios del mes las asociaciones médicas locales llamaron a una “cuarentena voluntaria nacional”, ante la posibilidad de que un recrudecimiento de la pandemia en Nicaragua, donde el Gobierno acepta algunas medidas de prevención y organiza actividades de aglomeración.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

El manejo de la pandemia en Nicaragua, que las autoridades locales comparan con Suecia, ha despertado preocupación en la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización de los Estados Americanos (OEA), y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

banner descarga ca.jpg