El 70% de las empresas latinoamericanas no consideraban el home office como un beneficio para sus trabajadores, por lo que el porcentaje restante si lo consideraba, de acuerdo con la firma Bumeran.

En la región latinoamericana, el país que destacó por tener la tasa más baja de trabajadores home office fue Panamá con sólo un 13%.

Según la encuesta realizada por Bumeran  muestran un cambio en el paradigma referente al trabajo tras la pandemia generada por el Covid-19.  El  81% de los encuestados creen que después de la pandemia el trabajo a distancia va a ser incorporado por todas las empresas.

Sin embargo existe aún quienes prefieren la oficina, de acuerdo con la misma encuesta, el 60% de los latinoamericanos piensa que en la oficina se generan más posibilidades para hablar de proyectos, objetivos en grupo y generar más ideas.

A pesar de que el trabajo a distancia irrumpió en el escenario laboral mundial con fuerza, a nivel Latinoamérica sólo el 28% de quienes respondieron la encuesta a finales de mayo dijeron estar realizándolo.

El trabajo a distancia, como toda nueva modalidad requiere de ciertas disposiciones. Por ello, el 38% de los latinoamericanos considera que sería necesario contar con equipamiento necesario para trabajar de forma cómoda en el hogar (silla ergonómica, soporte de computadora, cámara web, entre otras); 32% consideran necesario la digitalización de documentos (reportes y archivos importantes), el 29% asesoramiento para incorporar mejores prácticas y el 22% lineamientos para reaccionar de manera rápida ante una situación que requiera presencia física.

El estudio de Bumeran arrojó los siguientes datos:

Pros del home office:

El 62% de los encuestados creen que son más productivos trabajando desde su hogar.

El 56% señaló que valora el ahorro de tiempo en el camino desde y hacia el trabajo.

El 16% disfruta poder trabajar en compañía de sus seres queridos y compartir con ellos más tiempo del habitual

El 9% cree que está más tranquilo en su casa que en la oficina.

Un 9% se concentra mejor en casa.

Contras del home office:

El 60% de los latinoamericanos considera que en la oficina se generan más posibilidades de hablar de proyectos u objetivos en grupo y generar más ideas.

El 23% dice extrañar a sus compañeros de oficina.

El 33% dicen que el principal contra que observan es trabajar fuera del horario habitual y más horas que antes.

Al 16% le cuesta desconectarse y poner límites entre su vida personal y profesional.

A un 12% le falta equipamiento para trabajar de forma saludable.

El 9% dice que no se toma los mismos descansos que estando en oficina.

Un 8% siente que hay falta de comunicación en el equipo y eso le impide realizar bien su trabajo.

El 6% señala no contar con apoyo constante de parte de su líder.