Por Natiana Gándara

Cámara de Industria de Guatemala (CIG) presentó los resultados obtenidos en el más reciente sondeo a la industria, realizado con el fin de conocer el impacto que el Covid-19 especialmente en términos de su sostenibilidad a largo plazo.

Dentro de los datos más relevantes, se reporta que un 79% de empresas ha tenido una reducción de ventas en diferentes proporciones, esto debido a las restricciones de cuarentena, toque de queda y clasificación de empresas en las actividades esenciales y no esenciales. Además, un 63% ha visto afectada su capacidad de distribución.

La sostenibilidad financiera es un indicador de la seguridad de los recursos a mediano y largo plazo para continuar con la operación de los negocios, esta se puede deducir del flujo de efectivo de una empresa.

En la encuesta realizada por CIG, un 74% de empresas reporta reducciones en su flujo de efectivo, en algunos casos bajo condiciones severas. Mientras que, en cuanto a costos fijos, casi la mitad de las empresas (47%) los ha mantenido al mismo nivel.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

A pesar de estos indicadores, las empresas han tratado de mantener las condiciones laborales de los trabajadores.

La mayoría (76%) ha adaptado el teletrabajo para continuar las operaciones y un 84% de empleados sigue trabajando.

Algunos trabajadores tienen contratos de trabajo suspendidos (11%) lo cual indica que los empresarios esperan que las actividades se reanuden en un futuro cercano. Únicamente un 4% de los trabajadores de la industria han sido despedidos.

“La industria guatemalteca brinda empleos formales a más del 16% de la población económicamente activa, por lo que la estabilidad de la misma impacta directamente en los ingresos y empleos de muchas personas”, comenta Javier Zepeda, director ejecutivo de Cámara de Industria de Guatemala.

La industria espera que se den las condiciones para abrir la economía y poder reinsertar a los guatemaltecos que han perdido su trabajo, comentó Raúl Bouscayrol, secretario de Junta Directiva de Cámara de Industria.

“Creemos en una reapertura ordenada, en la que, priorizando la vida y salud de los guatemaltecos, las empresas sigan operando bajo estrictos controles de prevención”, refirió el directivo.

Bouscayrol afirmó que apoyó a las empresas, en primer lugar, facilitando conocimiento acerca de los protocolos y medidas de prevención y en segundo, apoyo directo para que las empresas sigan vigentes en temas de innovación estratégica.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Por ejemplo, protocolos con insumos de OMS, OIT, la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos (OHSA) y el Ministerio de Salud, Cámara de Industria ha creado un protocolo guía para que las industrias puedan tomar de base y adaptarlo a sus propias necesidades y características de negocio. Disponible para descarga en: https://cig.industriaguate.com/cercadeti/protocolos/ 

Apoyo directo a las empresas y trabajadores Cámara de Industria ha puesto a disposición de las empresas y trabajadores una variada oferta formativa especializada en temas de innovación y estrategia, enfocada a hacer que las empresas sigan vigentes ante las nuevas condiciones y necesidades del mercado.

Además, los socios de Cámara de Industria pueden acercarse a sus instalaciones para solicitar el apoyo directo de CHN y aprovechar el fondo de protección de capitales.

“La apertura, cuando las condiciones sean propicias, permitirá que las empresas empiecen una fase de recuperación financiera que permita generar nuevamente oportunidades formales de empleo”, enfatizó Zepeda.

Encuentre aquí el detalle de los apoyos empresariales que CIG tiene a disposición: https://cig.industriaguate.com/cercadeti/

*En alianza con Prensa Libre

banner descarga ca.jpg