EFE.- Costa Rica contabilizó este jueves 169 casos nuevos de COVID-19 con lo que rompió su récord diario por segunda jornada consecutiva, ante lo que las autoridades insistieron en la necesidad de que la población acate las medidas preventivas.

“Si seguimos rompiendo las burbujas los casos van a crecer estrepitosamente (…) A pesar de que tenemos un aumento de casos, en medio del contexto latinoamericanos seguimos siendo un país privilegiado porque nuestro escenario está lejos del de otros países de América que es el epicentro de la pandemia en las últimas semanas”, declaró el ministro de Salud, Daniel Salas, en la conferencia de prensa diaria sobre la pandemia.

Este jueves Costa Rica sumó 169 casos y batió el récord diario anterior de 147 que se registró el día previo.

Este país centroamericano acumula 2.684 casos desde el inicio de la pandemia, de los cuales 1.227 ya se recuperaron, 12 fallecieron y el resto se mantienen con el virus activo.

En la actualidad hay 29 personas hospitalizadas, seis de ellas en unidades de cuidados intensivos.

El ministro Salas reiteró a la población la urgencia de que atiendan las medidas preventivas como el lavado constante de manos, el distanciamiento social y el uso de mascarillas en lugares públicos.

“Hago un llamado al ánimo de que podemos lograrlo, seguir haciendo que nuestros habitantes no vayan a tener una situación agravada”, afirmó Salas.

EN BUSCA DE CASOS ASINTOMÁTICOS

Ante el reciente aumento de casos en la localidad de Pavas, en el oeste de la capital, las autoridades sanitarias anunciaron este jueves un trabajo de búsqueda de casos asintomáticos con la realización de 1.000 pruebas en barrios, a lo que se suma la entrega de mascarillas y labores educativas a la población.

La subjefa de Vigilancia Epidemiológica de la Caja Costarricense del Seguro Social, Xiomara Badilla, explicó que “el testeo masivo en población de alta vulnerabilidad en diferentes sectores silenciosos de Pavas es a fin de determinar si hay transmisión activa”.

Las autoridades han expresado su preocupación de que en esa localidad populosa de la capital exista ya una transmisión comunitaria, pues también se ha detectado el virus en un estudio de aguas residuales.