Los consumidores de productos textiles piden con más insistencia acciones limpias y concretas. La sostenibilidad  es una de las preocupaciones actuales más fuerte.

COTTON USA lo entiende así y ha sabido responder de la forma adecuada para armonizar el trabajo de los agricultores algodoneros estadounidenses con las exigencias ambientales del mercado.

El norte lo marca el US Cotton Trust Protocol, un riguroso conjunto de normas cuyo objetivo es garantizar una industria respetuosa del medio ambiente.

Las familias algodoneras, que en muchos casos llevan varias generaciones relacionadas con el trabajo de la tierra, han asumido el compromiso de respetar esas normas. Las acciones para la protección del medio ambiente cuentan en la actualidad con la tecnología como aliada.

El GPS, las naves no tripuladas para mapear terrenos y los sistemas de riego computadorizados, así como las estaciones meteorológicas de alta tecnología, se encuentran al servicio de la agricultura de precisión, la cual garantiza que el agua y los productos para proteger las plantaciones sean aplicados puntualmente en el sitio donde hacen falta.

Los resultados de esos esfuerzos son visibles en varios ámbitos: la eficiencia en el uso del agua ha mejorado 82% en los 35 años más recientes, hoy se utiliza 38 % menos energía y se ha logrado bajar la emisión de gases de efecto invernadero en 30%.

Las plantaciones de algodón tienen como característica que eliminan más gases de ese tipo de los que producen, lo que lleva a una neutralidad en la huella de carbono , ¡no es maravilloso!

El profundo compromiso de los algodoneros se ha traducido en calidad  y en una confianza unánime en el producto que le ofrecen a la industria textil. Las garantías que proporciona el US Cotton Trust Protocol respaldan que cada paca pueda ser rastreada, conocer de dónde proviene y cada una de las condiciones en que fue cultivada. Únicamente Estados Unidos puede ofrecer algo así.

La posición de liderazgo mundial es indiscutible. El algodón de Estados Unidos  es en el que confía el planeta.

Las empresas licenciatarias de COTTON USA prefieren el algodón estadounidense por los beneficios y ventajas asociadas, siendo éste de la más alta calidad y el más sostenible alrededor del mundo.

Textufil en El Salvador, es una empresa familiar que recientemente construyó una planta de tratamiento de aguas residuales la cual les permite reutilizar el 70% del agua que resulta del proceso productivo.

Además, ha invertido en la instalación de paneles solares para generar energía, de la más limpia que existe, y usa químicos biodegradables que no dañan el ambiente.

A nivel productivo, con el objetivo de integrar verticalmente sus procesos y para satisfacer la demanda de consumidores y clientes. Textufil decidió elaborar tela terminada, teñida y estampada, de acuerdo con las exigencias de la moda y preferencia de los clientes.

Con orgullo exportan sus productos a diferentes partes del continente americano y estos son reconocidos por su alta calidad. Posee certificaciones mundiales como el CAP, OEKO-TEX y su laboratorio de calidad está certificado por reconocidas marcas mundiales.

La calidad y la sostenibilidad siempre de la mano con COTTON USA  y Textufil.