Reuters.- El oro operaba el martes cerca de su mayor nivel en casi ocho años y se dirigía a anotar su mayor alza trimestral en más de cuatro años, debido a que un aumento de los casos de coronavirus impulsaba la demanda por activos de refugio.

El oro al contado cotizaba casi sin cambios a 1.770,34 dólares a las 1017 GMT, apenas a 8,72 dólares del máximo de ocho años que tocó la semana pasada de 1.779,06 dólares. Los futuros del oro en Estados Unidos subían un 0,2% a 1.784,10 dólares la onza.

El lingote, que ha ganado más de un 12% este trimestre, también se dirige a marcar su tercer mes consecutivo de alzas. El aumento de los casos de coronavirus en Estados Unidos y el actual conflicto entre Washington y Pekín están “realmente apuntando hacia compras de oro como refugio”, dijo Afshin Nabavi, vicepresidente senior de la correduría de metales preciosos MKS SA.

Lea también: Banco Mundial le presta US$700 millones a Colombia para combatir el coronavirus

La mayoría de los operadores, sin embargo, se ha mantenido al margen de cara al cierre del mes y el trimestre, y en el frente técnico, superar el rango de 1.775-1.780 dólares podría provocar una remontada hacia el nivel de 1.800 dólares, agregó.

Algunos estados de Estados Unidos han revertido la reapertura de sus economías y han cerrado negocios para combatir un alza en los casos, mientras que las infecciones en países como India y Brasil siguen creciendo.

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, dijo el lunes que el panorama para la mayor economía mundial era “extraordinariamente incierto”, sembrando más dudas sobre una recuperación.

Lea también: Circo del sol entra en quiebra y pide ayuda por cancelación de shows por el coronavirus

El parlamento de China aprobó el martes una ley de seguridad nacional para Hong Kong, aumentando las tensiones con Estados Unidos y la Unión Europea.

Entre otros metales preciosos, el platino caía un 0,3% a 803,51 dólares la onza, mientras que el paladio ganaba un 0,6% a 1.891,80 dólares la onza y la plata perdía un 0,1% a 17,84 dólares la onza.