La economía de El Salvador tiene perspectivas económicas poco alentadoras para este año, debido a que se prevé una contracción entre 6.5% a 8.5% en este año, advirtió el Banco Central de la Reserva (BCR).

El actual entorno de incertidumbre sobre la duración y el control del coronavirus, así como las expectativas macroeconómicas mundiales y de los principales socios comerciales que denotan una contracción del crecimiento durante el año 2020, constituyen los principales factores explicativos de la proyección a la baja en el crecimiento económico de El Salvador, indicó el BCR.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El Banco Central indicó que podría continuar observándose una reducción en la dinámica del consumo de los hogares, de los gastos de inversión y de las exportaciones de bienes y servicios, lo cual se seguirá monitoreando continuamente. Como parte de una política contracíclica, el Gobierno continuará acciones de política pública que permitan atenuar los efectos macroeconómicos adversos.

Asimismo, se considera que las proyecciones realizadas están sujetas a riesgos tales como rebrotes locales y/o externos del coronavirus, que podrían paralizar nuevamente la ejecución de actividades económicas. También son relevantes las necesidades de acuerdos políticos internos que promuevan la obtención de financiamiento externo en condiciones favorables.