Por Uriel Naum Ávila

Para continuar con nuestro trabajo y obtener con ello resultados casi idénticos a los que conseguíamos laborando antes de la pandemia, necesitamos más que nunca de herramientas digitales y de conectividad, pues bajamos aplicaciones, nos conectamos a sinfín de sitios, realizamos transacciones a proveedores y manejamos bases de datos con información sensible, pero ¿hemos reparado en nuestros hábitos de ciberseguridad? Seguramente, no.

Es así como la necesidad del Home Office generó que solo que entre marzo y abril la ciberdelincuencia en México creciera 14% (estimaciones del Centro de Respuesta de Incidentes Cibernéticos de la Dirección General Científica de la Guardia Nacional), sino que a estas alturas, es probable se hayan superado los pronósticos que Kaspersky preveía a inicios de año para México y la región en 2020, en materia de ciberseguridad.

Le invitamos a registrarse a nuestro Foro Forbes de Ciberseguridad (Martes 14 de julio 2020)

En su momento, la firma preveía que Latinoamérica sería blanco de, al menos, 10 delitos  cibernéticos, como ataques dirigidos, campañas de desinformación en Redes Sociales para la manipulación de la opinión pública, robo de credenciales, phising y ataques a cadenas de suministro e instituciones financieras, por mencionar algunos.

El phishing, por ejemplo, se ha visto fortalecido aprovechando la coyuntura de la pandemia: criminales informáticos en Puerto Rico y Guatemala recurren a él para hacerse de datos sensibles que se traducen en fraudes o para inducir el ingreso a sitios en que solicitan contraseñas para sembrar programas maliciosos en los dispositivos, bajo promesa de obtener ayudas gubernamentales para superar los efectos de la pandemia y hasta supuestas vacunas contra el virus.

Le invitamos a leer más notas de ciberseguridad como: Pymes, las más vulnerables ante la ciberdelincuencia

De este modo, si tuviéramos que responder a la pregunta ¿cómo el COVID-19 está influyendo en los pronósticos de Ciberseguridad que se preveían para este 2020? Estaríamos obligados a responder que potenciando los riesgos, diversificando las maneras de atacar, orillando a personas y corporaciones a incrementar la cultura de protección de datos sensibles y activos empresariales informáticos.

En resumen, la pandemia coloca a particulares y entidades, de cara a una apremiante necesidad de estrategias que custodien antes, durante y después de un ataque de este tipo.


Este y otros temas formarán parte del Foro Forbes Virtual de Ciberseguridad, que se llevará a cabo el próximo 14 de julio. Sigue la transmisión en la página de Facebook de Forbes Centroamérica.