EFE.- Wall Street abrió al alza este lunes y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, subía un 1.4% y 364.63 puntos en una apertura marcada por el optimismo de los inversores respecto a la recuperación económica en marcha en Estados Unidos y a pesar de que durante el fin de semana hubo un nuevo récord de infecciones por la COVID-19 en el país.

Cinco minutos después del inicio de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones avanzaba hasta los 26.191,99 enteros aupado por grandes cotizadas como Walgreens (2,93 %) y Travelers (2,76%).

Por su parte, el selectivo S&P 500 avanzaba un 1,39 % o 43,49 puntos, hasta los 3.173,50 puntos, y el índice compuesto Nasdaq, donde cotizan las principales tecnológicas y que ha vuelto a sellar un nuevo récord intradía, subía un 1,54 % o 157,02 puntos, hasta los 10.364,65 enteros.

El parqué neoyorquino abría en verde espoleado también por los buenos datos de los mercados mundiales, especialmente europeos y, sobre todo, los asiáticos, con China a la cabeza.

Los inversores esperan que a pesar de que Estados Unidos esté experimentando cifras récord del virus no se impongan medidas de contención del patógeno que frenen significativamente la reapertura económica, por lo que se prevé que la recuperación de la economía estadounidense, que la semana pasada sumó 4,8 millones de empleo, seguirá su ritmo.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Muy pocas personas piensan que habrá bloqueos restrictivos nuevamente. Las noticias sobre vacunas ayudan a minimizar las preocupaciones sobre este tema”, dijo en declaraciones a The Wall Street Journal el gerente sénior de inversiones de Aberdeen Standard Investments, James Athey.

Algunos analistas señalan que la economía está “mucho mejor de lo que la mayoría de los economistas piensan”, según apuntó a la CNBC el estratega jefe de inversiones de Capital Wealth Planning, Jeff Saut, quien aventura que el mercado de acciones estadounidense irá “como un cohete” hasta el otoño y que el índice S&P 500, conocido como el “indicador real del mercado”, se pondrá por encima de los 4.000 puntos.

Al toque de la campana, las compañías que más beneficiadas se verían por la vuelta a la normalidad y las reaperturas, como las aerolíneas, las empresas relacionadas con el ocio o las líneas de cruceros experimentaban subidas moderadas de entre el 1 y el 2 %.

Por sectores, todos cotizaban en terreno positivo y los mayores avances eran para el financiero (2.5%), el energético (2.05%), el industrial (1.61%) y el de bienes no esenciales (1.58 %).

Entre las 30 empresas cotizadas en el Dow Jones destacaban, además de Walgreens y Travelers, las ganancias de Goldman Sachs (2,73 %), American Express (3,02%), Raytheon Technologies (2,24 %) y Apple (2,09%). En rojo solo se situaban Walmart (-0,15 %) e Intel Corp (-0,12 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba un 0,84% a 40,27 dólares el barril, el oro subía a 1.797,40 dólares la onza, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subía al 0,694 % y el dólar perdía terreno frente al euro, con un cambio de 1,134.