Por Uriel Naum Ávila*

Recientemente tuve la oportunidad de convivir con Jorge Lerdo de Tejada, un reconocido futurista y EXO Coach, que también es Embajador de Singularity University Capitulo Monterrey. Trabaja con muchas empresas que buscan crecer y al mismo tiempo generar estrategias para sobrevivir a los abruptos cambios que estamos viviendo, muchos de ellos vinculados con la Cuarta Revolución Industrial.

Jorge es uno de los grandes impulsores en Latinoamérica del pensamiento exponencial que se ha venido gestando en Silicon Valley. Él define a las empresas exponenciales como organizaciones cuyo impacto es mucho más grande que el de su competencia, “al menos 10 veces más, gracias al uso de las tecnologías y a nuevas técnicas organizativas”. Son en pocas palabras, las empresas que están marcando el futuro de los negocios.

Para él, las empresas exponenciales tienen una característica común: se construyen sobre tecnologías de la información, “su esencia es digital”, y al menos comparten 11 atributos:

  1. Propósito de transformación masiva. Son empresas que describen el cambio que quieren conseguir en el mundo que tienen un propósito de transformar algo de forma masiva. Ejemplo: Tesla, cuyo Propósito de transformación masiva  (PTM) es: “Acelerando la Transición al transporte sostenible”, o Google, cuyo (PTM) es “Organizando la información del mundo”. Como dice Richard Branson, fundador de Virgin Group, “si los sueños de tu compañía no te asustan, son demasiado pequeños”.
  2. Personal bajo demanda. Las empresas exponenciales contratan expertos a través de plataformas de trabajo bajo demanda; por ejemplo, fiverr, workana, upwork, entre otras. Lo que les permite mayor agilidad y flexibilidad. 
  3. Comunidad y Gente. Al tener un buen propósito de transformación masiva, mucha gente resonará con tal propósito y podrá formar una comunidad global; hoy en día la comunidad lo es todo. 
  4. Algoritmos. Las empresas exponenciales utilizan hoy más que nunca algoritmos que son un conjunto de instrucciones paso a paso que se utilizan para automatizar tareas o resolver problemas específicos. Por ejemplo, Netflix utiliza su algoritmo para asegurarse que los suscriptores reciban contenido que es más probable que vean en su pantalla. Esto hace que Netflix asegure su renta mensual. 
  5. Activos apalancados. Los activos apalancados  te permiten acceder a recursos sin que seas dueño de ellos, por ejemplo, Uber utiliza miles de millones de autos en el mundo, pero ninguno de estos autos es propiedad de uber. Airbnb utiliza miles de lugares de hospedaje, pero no es dueño de ninguno de ellos, esto les permite escalar de una forma exponencial, utilizando lo que ya está ahí. 
  6. Compromiso. El compromiso de tu empresa es para tu comunidad. Tú quieres ganar su lealtad, ellos son tus seguidores; tú los conoces y ellos a ti, por lo tanto, buscas incentivar tu lealtad con técnicas como los sistemas de reputación, donde ganan medallas, puntos, o  vas subiendo de nivel, juegos, todo lo que los involucre y sientan tu aprecio. 
  7. Interfaces. Son la parte visual de una aplicación de software con la que tu comunidad y el público en general interactúa. Facebook vende publicidad porque tiene una buena interfaz, la gente pide autos por Uber porque su interfaz es amigable, intuitiva, fácil de usar. ¿Cómo está la interfaz de tu negocio? ¿La gente interactúa con tu empresa a través de un interfaz? Si no lo está haciendo, ¡preocúpate!
  8. Tableros de instrumentos. La gente en las empresas miden todo en tiempo real, y la manera de visualizar todas las operaciones clave dentro de la empresa es a través de dashboards o tableros donde se pueden visualizar gráficas y números que te dan rápidamente el estatus de tu empresa en un vistazo, como si estuvieras en la cabina de un avión y en un vistazo ves el estatus mismo principio. 
  9. Experimentación. Con un mercado tan cambiante, las empresas tienen que experimentar mucho y muy rápido para generar nuevos servicios y productos que satisfagan al cliente, al experimentar y fallar rápido están más cerca del éxito.   
  10. Autonomía. Las empresas exponenciales crean equipos independientes y multidisciplinarios que operan con una autonomía descentralizada, eso hace que los trabajadores sean más independientes y motivados para innovar.  
  11. Tecnologías sociales. Las empresas exponenciales se comunican rápidamente interna y externamente. El tiempo entre que una idea se comparte, se acepta y se implementa es muy rápido. Por eso utilizan todo tipo de plataformas sociales como Slack, Trello, Asana, Zoom, Google drive, Yammer, entre otras. 

En la siguiente entrega, te contaré si, de acuerdo con este experto, una empresa tradicional se puede convertir en exponencial y cómo se transita hacia esas empresas que marcan el futuro de la economía mundial.

*El autor es periodista de negocios en Latam y consultor en comunicación.