EFE.- El presidente electo de la República Dominicana, Luis Abinader, visitó este miércoles al actual mandatario, Danilo Medina, en el Palacio Nacional para iniciar el traspaso de poder, que será efectivo el 16 de agosto.

Tras la reunión, que tuvo lugar a puerta cerrada, Abinader dijo que el combate al coronavirus es la “preocupación principal” de la República Dominicana.

Abinader, líder opositor que ganó las elecciones del domingo pasado con el 52,52 % de los votos, señaló que lo importante ahora es que “la economía pueda normalizarse y que haya la coordinación debida de la COVID-19, que es la preocupación principal de todos los dominicanos y dominicanas”.

Al día de hoy, el país registra 39.588 de contagios y 829 muertes por coronavirus, cuyos casos han aumentado a raíz de la reactivación económica y por los actividades del proceso electoral.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Sobre la posibilidad de que se establezca un nuevo estado de emergencia por la enfermedad, el economista y político dijo que conversó con Medina sobre este particular y que es una decisión del actual jefe de Estado.

“Vamos a tener una comunicación en ese tema tan importante, ese es un tema nación, ese es un tema país”.

Por otro lado, anunció la creación de un consejo de traspaso de mando, que estará dividido por tres comisiones, una técnica, una de evaluación del personal y otra de protocolo.

“Estamos organizando todo para que sea un traspaso de mando en orden y que todo el país continúe trabajando de manera organizada”, apuntó.

Con relación al despacho de la primera dama, dijo que no debe existir, aunque sí sus funciones.

Abinader, quien fue recibido con honores en el Palacio Nacional, estuvo acompañado de la vicepresidenta electa, Raquel Peña, y del director de campaña del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Roberto Fulcar.

Abinader y Peña serán proclamados oficialmente presidente y vicepresidenta del país el 15 de julio próximo por la Junta Central Electoral (JCE).

El nuevo presidente será juramentado el 16 de agosto para un periodo de cuatro años y sustituirá a Danilo Medina, en el poder desde 2012 y quien está impedido constitucionalmente se presentarse nuevamente al cargo.