EFE.- Los ingresos corrientes del Gobierno de Panamá cayeron un 34.1 % en el primer semestre de este año, en relación al mismo lapso del 2019, debido a la crisis de la COVID-19, que mantiene prácticamente paralizada la economía del país.

En los primeros seis meses de 2020 se recaudaron 2,231.1 millones de dólares, un 34.1 % menos que en el mismo período del año pasado, informó este jueves el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

La caída llega hasta el 38.3% si se compara la cifra recaudada entre enero y junio pasados como la presupuestada para el período (3,615.7 millones de dólares), de acuerdo con la información oficial.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica.

El Ministerio de Economía y Finanzas indicó que casi todos los ingresos tributarios arrojaron resultados negativos, y que los más afectados fueron el impuesto sobre la renta (ISLR) de personas jurídicas, el Impuesto de Traslado de Bienes Materiales y Servicios (ITBMS) de ventas, el impuesto selectivo al consumo, el ITBMS de importación y el aviso de operación de empresas.

El despacho de Economía indicó que el mes de junio registró la caída más abultada del período, pues se recaudaron 308.4 millones de dólares cuando se había programado 853.1 millones, es decir, -63,9 %.

El Ministerio recalcó que en enero y febrero pasados, antes de la crisis de la COVID-19, la recaudación estaba “un 11.7 % por encima de los presupuestado”.

Panamá paralizó a mediados de marzo toda la actividad económica no esencial y organizó un proceso de apertura gradual dividida en seis bloques, que comenzó el 13 de mayo y permitió el reinicio de dos de ellos pero que se suspendió por un rebrote de COVID-19 que se encuentra en pleno desarrollo.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía.

Los sectores esenciales como alimentos, salud, seguridad, transporte, nunca han parado en el país, pero permanece cerrado todo el comercio y las escuelas, y están suspendidos los eventos masivos culturales y deportivos.

Previsiones de analistas locales sitúan en al menos un 4 % la caída del Producto Interno Bruto (PIB) de Panamá este 2020, mientras que Moody’s advirtió de un deterioro fiscal debido a la caída de los ingresos y el aumento del endeudamiento.

Panamá es el país con más casos confirmados de COVID-19 en Centroamérica con 41,251 hasta el miércoles, cifra a la que llegado en medio de un repunte que las autoridades han vinculado con la tímida reapertura económica y con que el virus se propaga en las populosas barriadas pobres, donde reina el hacinamiento y deficientes servicios sanitarios.

El país registra 819 muertos por la COVID-19, que en Panamá tiene una letalidad de 1.98 %, una tasa que ha crecido en las últimas semanas pero sigue siendo de las más bajas del continente, mientras que Guatemala, con al menos 1,053, es la nación con más fallecidos por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en Centroamérica. 

banner descarga ca.jpg