EFE.- El Gobierno de Costa Rica anunció este viernes el endurecimiento de las medidas de restricción a la movilidad en el área metropolitana y el cierre de diversas actividades económicas ante el incremento de casos de la COVID-19 que se ha registrado en las últimas dos semanas.

A partir del sábado y por un periodo de nueve días, se restringirá la movilización de las personas en el centro del país, donde se ubican las cuatro provincias con mayor cantidad de población: San José, Alajuela, Heredia y Cartago, y donde se están concentrando la mayoría de los contagios.

Este cierre estipula que los vehículos solo podrán circular un día entre semana y un día del fin semana dependiendo de su número de placa, y únicamente entre las 5:00 y las 17:00 horas para ir al supermercado, a las farmacias, centros médicos y otros negocios que brindan servicios esenciales.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica.

En esta zona el servicio de autobuses funcionará al 20% y los restaurantes solo podrán operar con servicio a domicilio.

Estas medidas también aplican para algunos cantones de otras provincias que se encuentran en alerta naranja.

 “En este punto de la pandemia llega el momento de aplicar el martillo al COVID-19 en el área metropolitana. Debemos hacerlo porque la salud es lo primero y estamos priorizando la vida de las personas. Esta es una misión que hay que cumplir unidos para recuperar el rastro del contagio del virus”, declaró en conferencia de prensa el presidente del país, Carlos Alvarado.

El Gobierno ha venido aplicando una estrategia llamada “La danza y el martillo”, la cual establece el endurecimiento o la flexibilización de las medidas restrictivas de acuerdo con el número de casos.

El ministro de Salud, Daniel Salas, explicó que el objetivo de el endurecimiento de las restricciones es reducir la velocidad del crecimiento de casos y recuperar el trazo de los contagios, el cual se perdió, lo que significa que existe transmisión comunitaria.

DOS SEMANAS DE CRECIMIENTO FUERTE DE CASOS

El ministro Salas insistió a la población en acatar las medidas higiénicas y restrictivas para aplanar la curva, pues en las últimas dos semanas se ha contabilizado el 50 % de los 6.845 casos que acumula Costa Rica durante los cuatro meses que ha estado inmersa en la pandemia.

Este viernes Costa Rica sumó 360 casos nuevos, un día después de haber registrado el récord de 649 contagios en 24 horas.

Te puede interesar: Costa Rica priorizará el turismo como respuesta ante la pandemia

En la actualidad hay 128 personas hospitalizadas, de las cuales 17 se ubican en unidades de cuidados intensivos, ambas cifras récord durante la pandemia en el país.

Este viernes el país también sumó una muerte, con lo que el total llega a 26.

El ministro Salas dijo que a la par de las medidas restrictivas, las autoridades sanitarias reforzarán sus labores de seguimiento de los casos y de aplicación de pruebas.

“Todos somos parte de esta misión. El hecho de no movilizarnos en estos 9 días aumentará la posibilidad de recuperar el rastro que se ha perdido”.

Desde mediados de mayo Costa Rica lleva adelante un cronograma de apertura de actividades económicas que se suspende o se retrocede dependiendo de la situación de la pandemia.

banner descarga ca.jpg