El cambio climático es una preocupación que ha llevado a los consumidores a replantearse la forma en que ven las industrias.  La relación entre la sostenibilidad y los productos que usamos a diario se fortalece y la industria textil toma nota y actúa con el objetivo de reducir su impacto en el medio ambiente.

Para cumplir con esas exigencias es que COTTON USA ha asumido el compromiso de innovar y mejorar constantemente. Durante décadas, cada una de las 18.000 fincas algodoneras de Estados Unidos ha producido algodón de manera sostenible. En las cuatro décadas más recientes el compromiso ha crecido: los productores han utilizado 82% menos agua y 38% menos energía. Además, han reducido la emisión de gases de efecto invernadero en un 30%, el consumo de energía en 38% y en 31% la pérdida de suelo para producir una paca.

Los consumidores siguen de cerca los pasos de la industria textil y exigen transparencia y trazabilidad. Esto llevó a la industria algodonera de Estados Unidos a crear el U.S Cotton Trust Protocol, una serie de nuevos estándares que garantizan el cultivo sostenible del algodón. Esas garantías son transferidas por COTTON USA a las cadenas textiles del mundo y son un respaldo para sus marcas licenciatarias en las acciones contra el cambio climático.

Energía limpia

Uno de los licenciatarios COTTON USA en la región es la empresa Sae A Spinning, la más grande del mundo en manufactura y exportación de prendas de vestir de Corea y que comenzó a trabajar en territorio costarricense en 2015 en un marco excepcional.

El 99% de la electricidad de Costa Rica proviene de recursos renovables: plantas hidroeléctricas, geotérmicas y eólicas.  Además, la ciudad de Cartago, donde se encuentra, está a 1.400 metros sobre el nivel del mar y mantiene un promedio de temperaturas entre los 15 y los 28 grados centígrados y con una humedad constante.

Estos rasgos proporcionan condiciones óptimas para operaciones de hilandería y aseguran acabados de alta calidad, en lo cual se enfoca la empresa desde los primeros pasos del proceso de producción.

Y lo hace mientras busca siempre la satisfacción de los clientes y reduce su huella de carbono, una meta en la que trabaja Costa Rica entera.  El país se ha propuesto poner en cero sus emisiones de carbono en el año 2050.

Comprometida con este objetivo y de la mano de COTTON USA, Sae A Spinning da pasos firmes, seguros y limpios en ese sentido. Con los desafíos del cambio climático presentes, la compañía afina su aporte. Por eso toda su operación mantiene como norte bajar la huella de carbono y mejorar cada aspecto de un trabajo sostenible.

Ya se piensa en la instalación de paneles solares y en la construcción de un sistema para almacenar agua de lluvia, lo cual le permitirá suplir cerca del 70% de su consumo anual de agua.

Solo lo mejor

Sae A Spinning trabaja únicamente con algodón de los Estados Unidos, reconocido mundialmente por su calidad y porque permite conocer el camino que ha recorrido, en armonía con el ambiente, desde el momento de la siembra y hasta la industrialización gracias a U.S. Cotton Trust Protocol. Inversiones próximas aumentarán la capacidad de la planta para ajustarse a una esperada expansión del mercado local y el desarrollo de la industria textil y del vestido en Centroamérica.  La misión es sobresalir en confiabilidad con eficiencia y transparencia en un ambiente seguro y saludable.

Así trabaja una empresa líder mundial y licenciataria de COTTON USA por el mundo más verde y sostenible que todos deseamos.

Ingrese a cottonusa.org/es/buyers-guide  y conozca más beneficios para sus negocios con el algodón de Estados Unidos.