Por Alma Solís 

Corporación Financiera Internacional (IFC) , miembro del Grupo Banco Mundial, y Citi  crearon  una línea crediticia de US$ 800 millones para facilitar el financiamiento al comercio en mercados emergentes, apoyar los flujos comerciales en países en desarrollo y ayudar a las empresas a enfrentar la devastación causada por la pandemia de Coronavirus (COVID-19).

En un comunicado de prensa explicaron que la transacción, que forma parte de la respuesta de IFC a la emergencia por COVID-19, ayudará a apoyar el flujo de commodities críticos en países en que las empresas afrontan retos financieros y la disrupción de los flujos de fondos a causa del brote mundial del virus. IFC y Citi compartirán el riesgo en un portafolio de US$800 millones de activos relacionados con el comercio en una proporción 50-50.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica.

“En el mundo, la pandemia COVID-19 está alterando las cadenas de suministro, disminuyendo la demanda y causando ansiedad generalizada en los mercados. Muchas empresas –especialmente PYME- se ven forzadas a cerrar sus puertas,” comentó Paulo de Bolle, Director Global del Grupo de Instituciones Financieras de IFC. “Al aumentar rápidamente nuestra capacidad de proporcionar financiamiento al comercio, IFC y Citi pueden ayudar a las empresas a mantener sus operaciones durante la crisis actual y a acelerar su recuperación cuando ceda la pandemia.” indica el documento.

Ebru Pakcan, director Global de Comercio, de la unidad Soluciones de Tesorería y Comercio de Citi afirmó que Apoyar la sostenibilidad de las cadenas de suministro y estimular los flujos comerciales internacionales han sido una prioridad crítica para nosotros al abordar el impacto de la pandemia COVID-19.»La alianza de Citi con IFC en esta transacción ayudará a habilitar la recuperación de los flujos comerciales en los mercados emergentes y al mismo tiempo mitigar la disrupción extendida de las cadenas de suministro de muchas industrias en el mundo,” dijo.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía.

Con la firma de esta operación, se amplía una línea crediticia ya existente bajo el Programa de Financiamiento para el Comercio Global del IFC, ampliando el volumen de la línea a USD 2 mil millones. Como la línea crediticia se creó en 2009, ya ha financiado un volumen comercial total de USD 35 mil millones, con aprox. US$ 3.5 mil millones en países AIF (Asociación Internacional de Fomento, el fondo del Grupo Banco Mundial para los países más pobres del mundo) y USD 13 mil millones en países de ingresos bajos e ingresos bajos a moderados. Esta alianza de largo plazo ha facilitado financiamiento para 4600 transacciones comerciales a través de 185 bancos en 48 países emergentes.

El comercio se considera un motor crucial del desarrollo económico, y el financiamiento del comercio es esencial para la movilización de productos en todas las etapas de la cadena de suministro. Antes de la pandemia COVID-19, la brecha global en materia de financiamiento del comercio se estimaba en US$ 1.5 billones, en 2018.

El 17 de marzo, la Junta Directiva de IFC aprobó US$8 mil millones en financiamiento para ayudar a las compañías afectadas por el brote del virus. La mayor parte de ese financiamiento, que incluye USD 2 mil millones para el Programa de Financiamiento para el Comercio Global, se destinará a instituciones bancarias con clientes institucionales, para permitirles continuar ofreciendo financiación al comercio, apoyo de capital de trabajo y financiación de mediano plazo a empresas privadas.

*En alianza con SNIP Noticias

banner descarga ca.jpg