EFE.- Más de 36.000 personas han sido detenidas en Honduras por infringir el toque de queda que rige en el país desde marzo pasado como medida para tratar de frenar la expansión del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, informó este martes la Secretaría de Seguridad.

El portavoz de la Secretaría de Seguridad, Jair Meza, dijo a periodistas que los hondureños han sido detenidos durante operativos policiales que buscan hacer cumplir el toque de queda y la restricción de la circulación de personas y vehículos.

La disposición gubernamental, decretada a mediados de marzo, tiene además como objetivo disminuir la posibilidad de contagios de la COVID-19 en el país centroamericano, que hasta ahora registra 789 muertos y 28.579 contagios, según cifras oficiales.

Te puede interesar:BID apoya a Honduras a enfrentar COVID-19 y proteger estabilidad económica

Las autoridades policiales también han detenido a un centenar de hondureños por no usar mascarilla, que ahora es obligatorio por decreto aprobado por el Parlamento, añadió Meza.

“Estamos frente a muchos hondureños que son irresponsables y no cumplen las medidas que se aplican para prevención, que al final es para el bien de todos”, enfatizó.

La mayoría de personas consiguen pagar una multa y continuar el proceso con medida sustitutiva, fuera de prisión.

Como resultado de las acciones durante la emergencia, la Policía Nacional de Honduras también ha decomisado cerca de 10.000 vehículos porque sus conductores han incumplido la medida.

Señaló que la Policía hondureña ha desplegado a más de 18.000 agentes en su intento por evitar el avance del número de contagios de COVID-19 en Honduras, y advirtió que la institución será más rigurosa en los operativos.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El portavoz de la Secretaría de Seguridad hizo un llamamiento a los hondureños para que “respetemos” las medidas establecidas para las autoridades para frenar el contagio del coronavirus.

El toque de queda se encuentra vigente en Honduras desde el 16 de marzo y el domingo fue extendido de nuevo por las autoridades hasta el 19 de julio.

De acuerdo con diversas fuentes, más de 50 agentes de la Policía Nacional se han contagiado de la enfermedad nacida en China y más de una docena de miembros del personal sanitario han fallecido por el coronavirus.

Los primeros dos casos de coronavirus en Honduras, en dos mujeres procedentes de España y Suiza, se registraron el 11 de marzo y quince días después, el 26, se reportó la primera muerte causada por COVID-19.