EFE.- El ministro de Hacienda y Crédito Público de Nicaragua, Iván Acosta, a quien Estados Unidos aplicó sanciones económicas en mayo pasado, es el ¿, informó este miércoles el Gobierno de Managua.

El funcionario nicaragüense “recibió la presidencia pro tempore del Consejo de Ministros de Hacienda o Finanzas, de la ministra de la Secretaría (de Finanzas) de Honduras, Rocío Tábora”, anunció la vicepresidenta y primera dama de Nicaragua, Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

El ministro de Hacienda de Nicaragua, a quien el Gobierno quitó su poderes tras las sanciones estadounidenses, aunque no lo removió del cargo, permanecerá al frente del COSEFIN por los próximos seis meses, confirmó el organismo adscrito a la Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica.

“Con Nicaragua continuaremos trabajando en las acciones contempladas en la agenda regional del Consejo de Ministros de Hacienda o Finanzas“, indicó COSEFIN.

Estados Unidos sancionó a Acosta el 22 de mayo pasado por “haber coordinado las financias del régimen (Gobierno del presidente Daniel Ortega) para dar prioridad a la represión, evitar reformas democráticas y la toma de responsabilidad por violaciones de derechos humanos” en el marco de las protestes antigubernamentales que estallaron en abril de 2018.

Cuatro días después de la sanción, Ortega decidió traspasar las responsabilidades de Acosta al cargo del viceministro de Hacienda.

Con esa decisión, la firma del presidente del COSEFIN ya no es válida para “los documentos relacionados con la administración de las finanzas públicas” de Nicaragua, ni para “los desembolsos de fondos nacionales y extranjeros, así como los derivados de la suscripción y la ejecución de contratos de préstamos, donaciones y otros mecanismos de cooperación financiera internacional”, según el diario oficial nicaragüense, La Gaceta.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía.

Las sanciones estadounidenses congelan los bienes que Acosta pudiera tener en Estados Unidos, y le prohíbe hacer cualquier transacción financiera con ciudadanos estadounidenses o que implique algún tipo de tránsito por la potencia norteamericana, lo que le dificulta el acceso al sistema financiero internacional, basado en el dólar.

Acosta forma parte de un grupo de más de 20 familiares, allegados y socios comerciales de Ortega, así como funcionarios y empresas, más la Policía Nacional, que han recibido sanciones por parte de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea, por corrupción y violaciones a los derechos humanos.

banner descarga ca.jpg