Por Alma Solís 

El Aeropuerto Internacional de Tocumen, S.A. (AITSA) anunció que esta solicitando al Ministerio de Trabajo la suspensión temporal de un número “plural” de trabajadores por un periodo de 30 días prorrogables.

“Ante la realidad que enfrenta la industria aeroportuaria a nivel mundial por las medidas sanitarias de control producto de la pandemia de COVID-19 y que provocaron desde marzo de 2020, la suspensión de los vuelos internacionales y el cierre de los establecimientos comerciales en general, incluyendo los concesionarios y arrendatarios de nuestras terminales aéreas, afectando nuestros ingresos y con la finalidad de mitigar los perjuicios económicos que estamos experimentando y garantizar los puestos de trabajo, hemos adoptado la difícil decisión de solicitar al Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, la suspensión temporal de un número plural de trabajadores de AITSA”, indicaron.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La suspensión temporal de los contratos será por un período de 30 días, prorrogables y que la misma no implica la terminación del contrato o de la relación de trabajo.

“Confiamos en que, cuando se levante la orden de restricción de los vuelos internacionales y la orden de cierre de los establecimientos comerciales que operan en nuestros Aeropuertos Internacionales, podamos reestablecer, todos juntos, las diversas actividades diarias que se realizan en AITSA”, agregaron.

Panamá mantiene la suspensión de vuelos desde el pasado 22 de marzo, cuando inició la pandemia, y lo ha prorrogado en res ocasiones la más reciente indica que se debe reabrir los cielos el próximo 22 de julio.

Para del aeropuerto  a quienes se les aplique esta medida, seguirán manteniendo sus beneficios del Seguro Privado de la Empresa, de la Caja de Seguro Social, podrán recibir los beneficios y ayudas que el Gobierno está brindando y podrán retornar a sus puestos de trabajo una vez culmine esta medida.

*En alianza con SNIP de Panamá