EFE.- El Salvador registra hasta este viernes 309 decesos a causa del coronavirus SARS-CoV-2 y el número de casos positivos ha llegado a 11.207, en momentos en que los órganos Ejecutivo y Legislativo siguen sin un acuerdo para implementar medidas más rigurosas para cortar el aumento de contagios diarios.

De acuerdo con la información en el sitio covid19.gob.sv, el jueves se detectaron 250 nuevos casos de la COVID-19 y once personas más fallecieron.

El pasado domingo, la cifra de contagios diarios superó los 300 y la cifra más alta se registró el martes con 342 casos positivos de COVID-19, aunque el jueves se tuvo un leve descenso en los casos.

De los 11.207 contagios, 4.476 son casos activos, 309 salvadoreños han muerto y 6.422 personas se han recuperado de la enfermedad, indican los datos.

Además, se tienen 10.787 casos sospechosos y la capital del país, San Salvador, sigue siendo la más golpeada por la pandemia, ya que desde mediados de marzo, cuando llegó la enfermedad, a la fecha se registran 1.721 casos.

El Ministro de Salud, Francisco Alabi, señaló la noche del jueves que en promedio se atienden a más de 1.000 personas en los hospitales del sistema de público, que actualmente se “encuentran en una tendencia que pueden llegar a colapsar”.

Te puede interesar:El Salvador tiene cerca de 10,000 casos de COVID y alerta de muertes en casa

Alabi indicó que los pacientes contagiados de coronavirus están siendo tratados con Ivermectina, medicamento usado para combatir algunos tipos de parásitos, pese a las expectativas que el uso de este medicamento ha creado.

 La Organización Panamericana de la Salud (OPS) expidió el pasado 22 de junio una recomendación que pone en duda su eficacia.

Según la OPS, la declaración de un comité de expertos “sobre la eficacia potencial” del uso de este medicamento contra el coronavirus enfatizó que los resultados “no son suficientes para indicar que la ivermectina será beneficiosa desde el punto de vista clínico para reducir la carga viral en pacientes con COVID-19″ ni sobre posibles efectos colaterales.

Este país centroamericano se encuentra en la primera fase de su reactivación económica tras más de 80 días paralizada por la pandemia y en pleno debate entre los órganos Legislativo y Ejecutivo para decretar medidas más estrictas para detener al aumento de contagios.

El Gobierno salvadoreño llamó el jueves a los ciudadanos a no salir de casa si no es “estrictamente necesario” y pidió que se acaten las medidas de prevención establecidas, como el uso de la mascarilla y el lavado constante de manos.

“Registramos cuatro días consecutivos con más de 300 casos de COVID-19 diarios, la curva sigue en aumento y solo tú puedes ayudarnos a detenerla. No salgas de tu casa si no es estrictamente necesario y acata las medidas”, indicó un mensaje difundido por la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica.

SIN ACUERDO Y MÁS CONFRONTACIÓN

 El Gobierno del presidente Nayib Bukele pidió el pasado 24 de junio a la Asamblea Legislativa que declarara un estado de excepción por quince días para tratar de frenar el alza de los casos de la COVID-19, solicitud ha sido analizada por diputados del Congreso, pero hasta el momento no se logró ningún acuerdo.

El Ejecutivo insiste en la aplicación de una cuarentena estricta y ha criticado las acciones implementadas en algunos municipios con números de contagios altos.

El secretario privado de la Presidencia, Ernesto Castro, dijo a periodista este viernes que una nueva cuarentena de 15 días es “parte de un plan integral presentado a los diputados”.

“Los diputados no se cansan de mentir. No logran entender lo que se les explica y si ellos no tienen la capacidad de entender la emergencia que estamos viviendo ahorita como país -¡hombre!- ahí no hay nada qué hacer”, manifestó el funcionario.

Miembros de la Comisión Política de la Asamblea Legislativa recibieron a principios de julio a expertos de instituciones médicas, de infectología, universidades, centros de estudios jurídicos, entre otros, para conocer sus aportes para enfrentar la pandemia, sin embargo, aún no hay nada concreto.

El presidente del Parlamento, Mario Ponce, indicó recientemente que, según el análisis científico y médico, lo idóneo es realizar cuarentenas focalizadas en los municipios con más contagios e indicó que el Ministerio de Salud “deberá ser el encargado de determinar cuáles serían los primeros 60 municipios que entrarían en esta medida”.