EFE.- Técnicos del Gobierno tomaron muestras de agua en una laguna del municipio de Santa Rosa de Aguán, en el Caribe de Honduras, para averiguar la causa de la alta mortandad de peces registrada en los últimos días, informó este domingo la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Mi Ambiente).

Miles de peces, cuya especie no ha sido precisada por las autoridades, aparecieron muertos en esta laguna, en el departamento de Colón, donde siguen flotando y en estado de descomposición.

Las muestras del agua permitirán conocer “el nivel de conductividad eléctrica, oxígeno, temperatura y pH basado en la medida de acidez o alcalinidad”, indicó la institución hondureña.

Los técnicos de la Dirección de Evaluación y Control Ambiental y el Centro de Estudios de Control de Contaminantes también tomaron muestras a los tejidos de los peces, lo que permitirá definir si la muerte fue por “el uso indebido de plaguicidas”, añadió.

Te puede interesar:Más de 36,000 hondureños han sido detenidos por infringir el toque de queda

“La toma de muestras en estos casos es fundamental en un plazo de 48 horas, ya que esto permite obtener los mejores resultados y determinar las causas de lo ocurrido”, dijo Carlos Muñoz, técnico de Mi Ambiente.

Miriam Miranda, líder de la Organización Fraternal Negra de Honduras (Ofraneh), exigió a las autoridades una “pronta investigación ante este ecocidio”.

“Pobladores manifiestan que esto puede ser producto de los agrotóxicos utilizados por los palmeros. No olvidamos el desviamiento del río aguan, para desecar humedales y así producir grandes extensiones de palma aceitera. ¡¡Asesinos!!”, señaló Miranda.

Por su parte, el ministro por ley de Mi Ambiente, Elvis Rodas, anunció la creación de la Fuerza de Tarea Conjunta para investigar la muerte de miles de peces en Colón.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La Fuerza está integrada por la Fiscalía Especial de Protección al Medio Ambiente,  el Instituto de Conservación Forestal, el Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria y la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).

Los técnicos también recorrieron los alrededores para estudiar posibles contaminantes y determinar que pudo causar la muerte de los peces.

Los estudios permitirán identificar “las principales causas de esta catástrofe ecológica”, la que pudo ser causada por “la contaminación química de actividades productivas, el uso de pesticidas de manera irresponsable sobre el cuerpo de agua o de la inversión térmica en la zona”, enfatizó la institución hondureña.

El equipo técnico tendrá los resultados de las muestras la próxima semana y luego realizarán una nueva medición en la laguna para evaluar “los cambios en el espejo de agua y tomar las medidas pertinentes”, añadió Mi Ambiente.